Autoshows

Ford Escape 2013 debuta en el Salón de Los Angeles

Se reinventa una de las camionetas más emblemáticas de la marca

Ford Escape 2013 debuta en el Salón de Los Angeles

La Escape es uno de los modelos más importantes de Ford a nivel mundial, tan sólo en los Estados Unidos, ha sido responsable por más de 58,000 unidades cada año y es la líder absoluta en el mercado de pequeñas SUVs.

Es por eso que este año, la Ford Explorer se reinventa por completo, tomando como sede de su debut el Salón de Los Angeles 2011. Éste es el décimo lanzamiento global de la compañía, así que ahora ya no existirá un producto para América (la Escape) y otro para Europa (Kuga), sino que será el mismo –salvo los nombres que sí quedarán como los conocemos hasta ahora en cada mercado.

El diseño es completamente nuevo, aunque fue anticipado con el Vertrek Concept en Detroit de este mismo año. Utiliza muchos de los elementos del Kuga (el equivalente de la Explorer en Europa), del Fiesta y del Focus de nueva generación como las calaveras, la parrilla, faros y fascia delantera, alineándose con el resto de la gama nueva de Ford.

En todas las dimensiones exteriores (menos en altura), creció respecto al modelo que reemplaza mientras que en el interior, se mantuvo igual, sólo ganando espacio de carga en la cajuela para satisfacer las demandas del mercado europeo.

En la parte mecánica, hace su aparición finalmente la tecnología EcoBoost a nuestro país (primera vez con Ford) y por primera vez en el segmento de las “camionetas”. Es un motor de cuatro cilindros 2.0L turboalimentado de inyección directa y variación de apertura de válvulas que produce 240Hp (que también encontramos en el nuevo Range Rover Evoque), acoplado a una transmisión automática de seis velocidades con modo manual (Select Shift), la tracción únicamente se manda al eje delantero.

El interior se ve repleto de elemento familiares que encontramos en el Ford Focus como la palanca y volante, pero además se ha beneficiado de sistemas como el SYNC y MyFord Touch de nueva generación, los cuales han sido revisados para ofrecer una mejor experiencia al usuario.

Como elemento adicional, encontramos el sistema Autopark que estaciona el vehículo automáticamente al controlar la dirección y el “Open Sesame” que detecta la llave de manera remota y abre la puerta de la cajuela al pasar el pie por debajo del paragolpes trasero, algo muy útil cuando las manos se tienen ocupadas.

El diseño interior y plásticos utilizados son muy similares a los que encontramos en el nuevo Focus y Explorer.

Los frenos son discos para las cuatro llantas y cuentan con sistemas preventivos como el ABS, AdvanceTrac, EBA y Roll Stability Control, además de montar en el interior las obligadas bolsas de aire frontales, laterales y de cortina.

Llegará con cinco versiones: S, SE, SE Plus, SEL y Titanium, las cuales difieren en nivel de equipamiento a partir de la versión SE, ya que la S cuenta con el motor de la anterior generación, el cuatro cilindros 2.4L de 170Hp.

Todas las versiones cuentan con cabeceras en las cinco posiciones interiores, bolsas de aire, dirección eléctricamente asistida, espejos con monitoreo de punto ciego (electrónico para la versión Titanium), anclajes para autoasiento (silla de bebé), sistema MyKey, Monitoreo de presión de llantas y sistema Hill Assist.

En la versión tope, encontraremos una combinación de piel y tela para los asientos, bolsa de aire de rodilla para el conductor, sistema de navegación, calefacción de los asientos delanteros, asientos de regulación eléctrica con memoria para la parte delantera y rines de 19 pulgadas para el exterior, además de las diferencias estéticas.

¿Qué opinas? Cuéntanos