¿Sabes qué es una transmisión de Doble Clutch?
5/30/2012 Autocosmos Verde

¿Sabes qué es una transmisión de Doble Clutch?

Es un concepto cada vez más generalizado en la industria, una de las más recientes es la Powershift.

5/30/2012 Autocosmos Verde

¿Sabes qué es una transmisión de Doble Clutch?

Es un concepto cada vez más generalizado en la industria, una de las más recientes es la Powershift.

En el pasado, los vehículos se comercializaban con dos tipos de transmisión, las cajas manuales o estándar (denominadas así porque se incorporaban como equipo de serie, aunque ahora se podría decir que el estándar es el automático) y las transmisiones automáticas, satanizadas por mucho tiempo por su menor confiabilidad, mayor gasto de combustible y costo de reparar.

Hoy en día podemos decir que una caja automática sin problema puede obtener mejores rendimientos de combustible que cualquier ser humano empleando una transmisión manual, e incluso son tan confiables que se emplean en vehículos de trabajo rudo sin ningún problema.

Sin embargo siempre ha existido la curiosidad de obtener lo mejor de ambos tipos de transmisión, el control que brinda una manual, con la comodidad y eficiencia de las automáticas modernas. La respuesta a esa necesidad es la transmisión de doble clutch.
 

La firma del óvalo azúl, conciente de los grandes beneficios en términos de durabildad y eficiencia de esta nueva generación de transmisiones ha desarrollado la PowershiftTM, que dicho sea de paso se ofrece en el Fiesta 2012 y Ford Focus 2012.

El funcionamiento de dichas cajas es hasta cierto punto simple, un clutch controla las velocidades pares (2,4 y 6) mientras que el otro se encarga de las impares (1,3 y 5) por lo que el momento del cambio es más rápido, incluso que el de una manual, permitiendo un mejor aprovechamiento del torque del motor, ya que al efectuar el cambio en una caja tradicional, el régimen de giro cae forzosamente en la transición de un cambio a otro, cosa que en este tipo de transmisiones es casi inexistente.

Cabe mencionar que entre más marchas o cambios se tengan, el trabajo y la entrega de potencia se hace más eficiente, por ejemplo, con las cajas de cuatro velocidades, las relaciones son bastante más largas que con una de seis, por lo que se tiene que aguantar el cambio a lo largo de toda la curva de par del motor, que no es óptima en todo momento. La PowershiftTM, al ser bastante más rápida y eficiente es capaz de engranar siempre la relación óptima para obtener el mejor balance entre rendimiento y potencia.

Si deseas conocer más detalles del Ford Focus visita nuestro especial en la siguiente dirección.
 

¿Qué opinas? Cuéntanos