Lanzamientos

Chevrolet Malibu LTZ 2.0 Turbo 2013, lo manejamos en San Francisco

Trae motor de 2.0L con 259 Hp.

Chevrolet Malibu LTZ 2.0 Turbo 2013, lo manejamos en San Francisco

San Francisco, California. Habíamos hablado anteriormente acerca de que la versión tope de gama del nuevo Chevrolet Malibu 2013 abandonaría la motorización V6 en favor de una de cuatro cilindros turboalimentada. Tuvimos oportunidad de manejar el nuevo Malibu LTZ 2.0T en las calles y carreteras periféricas de una de las ciudades más atractivas y cosmopolitas de EU, San Francisco.


La gran diferencia con respecto de las versiones LS y LT se encuentra bajo el cofre, un motor Ecotec de cuatro cilindros de 2.0 litros con inyección directa y turbo cargador que eroga 259hp y 260 lb-pie de torque acoplado a una transmisión automática de seis velocidades con modo manual. Estéticamente presenta ligeras diferencias, como un pequeño difusor delantero y rines de 19 pulgadas, mientras que en el interior se mantienen los terminados en cuero, iluminación “Ice Blue” y el Sistema MyLink que gana el ya obligado navegador.

Por lo que hace a la seguridad, lógicamente al ser la variante más equipada, el completísimo nivel de equipamiento se mantiene: 10 bolsas de aire, control de estabilidad Stabilitrak, ABS, alerta de colisión frontal y aviso de abandono de carril son las tecnologías más destacadas.

El manejo

Podríamos definir a las versiones LS y LT, que equipan el motor 2.5 litros de 197 hp como un sedán mediano confortable y silencioso, aunque con falto de potencia. La versión LTZ Turbo conserva los primeros dos atributos, eliminando por completo el inconveniente del desempeño. La respuesta del pequeño 2.0 litros es excelente, prácticamente no hay demora en la entrega de potencia y tanto aceleraciones como recuperaciones son contundentes, la transmisión hace de manera impecable su trabajo, con mucha rapidez y suavidad engrana la marcha idónea de acuerdo a cada circunstancia. El único detalle que podemos señalar en este sentido es la ubicación del mando del modo manual de la caja y es que ahora no se encuentra al costado del pomo de la palanca a manera de apagador de luz como en otros autos GM, en su lugar lo han situado exactamente arriba del pomo, similar al botón de disparo en el timón de los aviones de guerra que tanto vemos en las películas. Lo anterior resulta en un mando incómodo cuando queremos explotar al máximo el modo manual y divertirnos un poco, algo que en las versiones 2.5 no es un problema dada su orientación, pero que al equipar un motor 2.0 Turbo con 259 hp si es molesto, unas paletas detrás del volante o un modo manual de palanca basculante serían mucho más adecuados.

El Malibu con este nuevo motor turbo se siente ágil, sorprende su comportamiento a medio régimen, a unas 3 mil vueltas cualquier pendiente tendida en cualquier carretera. Si se pisa el acelerador a fondo la respuesta es briosa e incluso un tanto violenta. Si bien es cierto el ajuste de suspensiones sigue teniendo una orientación al confort, este mediano norteamericano tiene un lado divertido que puede sacar una sincera sonrisa al conductor.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos