Autos clásicos

Retro Concepts: Lincoln MK9

Un gran coupé que pasó sin pena ni gloria

Retro Concepts: Lincoln MK9

El MK9 es una obra de Gerry McGovern, quien fuera durante dos años el director de diseño de Lincoln en los inicios del nuevo milenio.

Se presentó en el marco del Salón de Nueva York en el 2001 y evidenciaba con su nombre la continuidad de los acrónimos formador por letras y números, en este caso MK por Mark y el número nueve siendo el siguiente de la lista, pues el Lincoln MK8 se comercializó hasta 1998.

Las líneas del MK9 son rectas y demuestran claramente todos y cada uno de los rasgos de diseño que la marca usó en los años venideros, la conformación de coupé de cuatro plazas era la misma que habían tenido todos los Lincolns de las serie MK, desde el primero aparecido en los cincuenta.

Incorporaba iluminación frontal de gas xenón, un hito tecnológico de la época. Como un augurio de lo que vendría, las llantas y rines son de dimensiones casi obscenas, es decir de 22 pulgadas.

Los flancos de la enorme carrocería están rematados por una moldura empotrada línea de hombro del concepto creado por McGovern, 

Los interiores demuestran lujo y confort al más puro estilo estadounidense. Ya aparecían en el MK9 los instrumentos “virtuales” y en la consola central, que a simple vista parecía una enrome placa de espejo, al encender el vehículo aparecía la proyección de diversas funciones, entre ellas el novedoso sistema GPS.

El MK9 pasó sin pena ni gloria, ya que hoy día la marca no ofrece ningún coupé de estas características, de hecho la marca abandonó el uso de letras y números en sus vehículos.

Normalmente las compañías automotrices guardan sus vehículos concepto como parte de su historia, el MK9 poco le importó a Lincoln y lo vendió en una subasta por 101,750 Dólares, el concepto es un vehículo funcional, pero no está homologado para circular.

 

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos