Autos clásicos

El cumpleaños 25 del Mazda MX-5

También conocido como Miata, fue el encargado de volver a poner en el mapa a los convertibles pequeños de dos plazas.

El cumpleaños 25 del Mazda MX-5

El Mazda MX-5 (Mazda Experimental 5) o Miata, fue presentado al público en febrero de 1989 durante el Salón del Automóvil de Chicago, justamente hace 25 años.

En este recorrido de un cuarto de siglo, el balanceado y armonioso convertible biplaza, concebido en el centro de diseño de Mazda en Irvine, Estados Unidos, ha cosechado más de 200 premios por todo el mundo, entre los que se incluye el Auto del Año en Japón en los años 2005 y 2006, aunque sin lugar a dudas, el logro más importante es el de ser el roadster biplaza más vendido del mundo, con más de 920,000 unidades despachadas.

El Mazda Miata nació inspirándose en los deportivos biplazas británicos de los años sesenta y setenta, que tanto cautivaron al público norteamericano, aunque la marca de Hiroshima agregó lo último en tecnología disponible en la época, sin descuidar todas las cualidades que tenían los MG, Austin Healey y Triumph: agilidad, ligereza y dinámica de conducción propias de un auto de carreras.

El MX-5 ya lleva tres generaciones. La primera comercializada hasta 1997, la segunda desde ese año hasta 2005 y la tercera, que aún sigue vigente. Como sucedió con los autos a los que reemplazó, el Mazda MX-5 fue rápidamente introducido en los circuitos para competir. Sus capacidades dinámicas a lo que se sumaba la confiabilidad típica de los productos japoneses, lo tornaba muy accesible y divertido.

Los motores que equiparon al MX-5 siempre fueron a gasolina de cuatro cilindros ubicados longitudinalmente, con capacidades de 1.6, 1.8, o 2.0 litros y con potencias de entre 90 y 160 caballos, transmitidos a las ruedas traseras garantizando, junto al buen balance del chasis que siempre sea fácil de llevar de lado, garantizando la alegría de sus propietarios.

 

Mazda Mx-5 25 aniversario

¿Qué opinas? Cuéntanos