Novedades

Ofrecen un millón de dólares por el Volkswagen Beetle de José Mujica

El mandatario uruguayo recibió una oferta de un jeque árabe por su “Fusca” de 1987.

Ofrecen un millón de dólares por el Volkswagen Beetle de José Mujica

José “Pepe” Mujica, actual presidente de Uruguay, es reconocido mundialmente por su imagen austera y reflexiva. Abanderado ocasional de muchísimos detractores de los gobiernos populistas en Latinoamérica, sus políticas sociales e iniciativas a favor de temáticas polémicas como la legalización de la marihuana han dividido las aguas y las opiniones sobre este referente político. Más allá de cualquier polémica, en Autocosmos miramos con buenos ojos su amor por uno de los vehículos más icónicos de la industria automotriz mundial, el Volkswagen Beetle, el cual es su auto personal desde antes de asumir la presidencia.

Este VW celeste de 1987 fabricado en Brasil (de ahí viene su nombre oficial de Fusca, aunque nosotros lo conozcamos como Beetle) ha dado la vuelta al mundo en numerosos medios que se hicieron eco de la imagen de Mujica conduciéndolo en varias ocasiones, otorgándole el mote del “presidente más pobre del mundo”.

Tal es la relevancia que tomó esta cuestión, que en la última cumbre del G77+China celebrada en Bolivia a mitad de año un jeque árabe le ofertó a Mujica nada menos que un millón de dólares por el Volkswagen, cifra que lo convertiría en uno de los Beetles más caros del mundo. El mismo presidente le confirmó esta oferta al semanario charrúa “Búsqueda” y declaró que está pensando en aceptar el ofrecimiento y destinar el dinero al “Plan Juntos”, que  ayuda a familias económicamente desprotegidas de Uruguay para la construcción de viviendas.

Anteriormente, el mandatario había recibido una oferta por parte del embajador de México, Felipe Enríquez, quien le propuso cambiar nada menos que diez pick up 4x4 nuevas por el ya célebre Beetle celeste.

Los motivos por los que el jeque árabe decidió hacer semejante oferta puede llamarle la atención a muchos, aunque no caben dudas que un presidente que se anima a dar este discurso en la ONU, tarde o temprano se convertirá en un verdadero ícono entre los líderes mundiales.

¡Suerte con la venta!

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuéntanos que opinas