Autos ecológicos

Ruta 66 tendrá estaciones de recarga para autos eléctricos

Buscan atraer más automovilistas a esta histórica carretera

Ruta 66 tendrá estaciones de recarga para autos eléctricos

Para todos aquellos que tienen un auto eléctrico o piensan adquirir uno esta noticia les interesará. Hace unos días se dio a conocer que el gobierno de Illinois pretende construir siete estaciones de recarga rápida en las comunidades de Edwardsville, Carlinville, Springfield, Lincoln, Normal, Pontiac, Dwight y Plainfield. Si nos ubicamos en un mapa nos daremos cuneta que estas poblaciones son atravesadas por enigmática Ruta 66 en la parte que comprende el estado de Illinois.

Este proyecto que costará cerca de un millón de dólares tiene como objetivo incentivar la compra de autos eléctricos en la zona y atraer un mayor tráfico de vehículos a la emblemática carretera conocida como Will Rogers.

La historia de la Ruta 66

Esta carretera conocida mundialmente como Ruta 66 fue construida en 1926 para unir el este al oeste de Estados Unidos, específicamente este camino de dos carriles con una longitud de 2,448 millas (3,940 kilómetros) une a Los Ángeles, California, con Chicago, Illinois.

Fue en la década de 1930 cuando esta carretera comenzó a ganar popularidad, y es que debido a la Gran Depresión mucha gente se vio en la necesidad de huir a California en busca de una nueva vida.  Para 1940, esta migración se convirtió en el mayor éxodo en la historia de Estados Unidos, se calcula que más 2.5 millones de personas usaron este camino para llegar al estado occidental. De ahí en adelante la Ruta 66 ha sido inspiración de artistas, músicos, escritores y productores de cine, por lo que la popularidad de la carretera ha aumentado día tras día.

Por desgracia la época dorada de la Ruta 66 que comenzó después de la Segunda Guerra Mundial terminó con la instauración del sistema de carreteras interestatales a mediados de la década de 1950. Esta nueva red de caminos con múltiples carriles se convirtió en la primera opción debido a que acortaban las distancia y el tiempo de los recorridos.

Al evitar la vieja carretera la mayoría de los comercios, gasolineras, hoteles y restaurantes que vivían de los automovilistas y transportistas que circulaban por la Ruta 66 se fueron a la quiebra. Es por ello que hasta la fecha conducir por la Will Rogers es un paseo nostálgico, ya que muchos de los pueblos que aun subsisten se encuentran como si estuvieran detenidos en el tiempo.

 

 

 

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas