Novedades

BMW Serie 3 2016, perfecciona el poder y la imagen

Debajo de sutiles retoques estéticos hay novedades mecánicas y de equipamiento.

BMW Serie 3 2016, perfecciona el poder y la imagen

Normalmente es muy difícil apreciar una renovación estética en un auto alemán, pero debajo de esos sutiles cambios en el exterior se esconde un interesante trabajo mecánico. Es el caso del BMW Serie 3 2016 que recibe nuevos motores y más opciones de equipamiento.

En la carrocería podemos apreciar nuevas entradas de aire, la opción de faros full LED en el frente y con la misma iluminación de serie en la retaguardia. La cabina también tiene sutiles cambios con nuevos decorados, inserciones cromadas y reajustes en los controles.

En cuanto a equipamiento, se mejoró el sistema multimedia, especialmente en el apartado de navegación, y se agrega capacidad 4G LTE; el head-up Display ahora es completamente a color y se suma el sistema de estacionamiento semiautónomo que puede maniobrar tanto en paralelo o en perpendicular

La principal sorpresa está en la mecánica que recibe el primer 3 cilindros de la gama, el 1.5 litros turbo de los MINI y Serie 2, con 136 hp y 162 libras-pie de torque. Si bien parece poca potencia, le alcanza al 318i para un 0 a 62 mph (100 km/h) de 8.9 segundos, 130 mph (210 km/h) de velocidad punta y un consumo promedio de 47 mpg (20 km/l. El 320i utiliza un 2.0 litros de 184 hp y 213 libras-pie de torque, mientras que el 330i reemplaza al anterior 328i ofreciendo 252 hp (vs. 245 hp) y 258 libras-pie de torque. En el tope de la gama se encuentra el BMW 340i con un 3.0 litros de seis cilindros en línea y turbo que entrega 326 hp y 331 libras-pie de torque, superando en 20 hp al saliente 335i.

La gama del renovado BMW Serie 3 se competa con siete variantes turbodiésel: 316d (116 hp), 318d (150 hp), 320d (163 hp), 320d (190 hp), 325d (218 hp), 330d (258 hp) y 335d (313 hp). Finalmente está el 330e que logra 252 hp híbridos. La transmisiones son manual de seis cambios o automática de ocho relaciones y hay posibilidad de tracción a la s cuatro ruedas en las versiones denominadas xDrive.

En el aspecto dinámico, todas las versiones de tracción simple son cuatro pulgadas (10 mm) más bajas, se retocaron las suspensiones para controlar mejor los balanceos de la carrocería sin afectar el confort (aclara BMW) y se recalibró la dirección eléctrica para que sea más precisa.

La renovación del BMW Serie 3 llega casi al unísono de la nueva generación del Audi A4 y hace poco que se presentó la nueva generación del Mercedes-Benz Clase C. ¿Cuál es tu favorito?

Hernando Calaza recomienda

Cuéntanos que opinas