Novedades

BMW Concept M4 GTS presente en Pebble Beach Concours d'Elegance 2015

Destaca por la espectacular carrocería y el sistema de inyección de agua

BMW Concept M4 GTS presente en Pebble Beach Concours d'Elegance 2015

A un año del debut del M4 Coupé, BMW presenta en el Pebble Beach Concours d'Elegance 2015 el Concept M4 GTS, un avance del futuro auto de carreras homologado para las calles de BMW M GmbH.

Este BMW Concept M4 GTS representa un capítulo más en la secuencia de las versiones especiales del M3: BMW M3 Evolution -1988-, BMW M3 Sport Evolution -1990-, BMW M 3GT -1995-, BMW M3 CSL -2003-, BMW M3 GTS -2010- y BMW M3 CRT -2011-.

Al igual que sus predecesores este espectacular deportivo basdado en el M4 Coupé está provisto de tecnología de punta, mayor potencia y una dinámica de conducción superior. Una de las grandes novedades que porta este BMW Concept M4 GTS es el sistema de inyección de agua que permite aumentar la potencia y el torque del motor. Igualmente se destaca por la tecnología de diodos orgánicos de emisión de luz (OLED) en los grupos ópticos traseros.

Independientemente de estas innovaciones el BMW Concept M4 GTS sobresale debido al imponente trabajo realizado en la carrocería. Con el fin de mejorar la aerodinámica obtiene un splitter regulable y un alerón, ambos de fibra de carbono. Para optimizar el peso, el capó dotado de una amplia entrada de aire está fabricado de polímero reforzado con fibra de carbono (PRFC).

Adicionalmente a estas modificaciones en el cuerpo, llama la atención el color gris metálico -Frozen Dark Grey-, y el color naranja -Acid Orange- impuesto en el splitter y en los rines de 19 pulgadas en el eje delantero y de 20 pulgadas para el trasero. Como dato técnico los neumáticos son Michelin Sport Cup 2 de medida 265/35 R19 para las ruedas delanteras y de 285/30 R20 para las traseras.

Volviendo al tema al sistema de inyección de agua, al evaporarse el agua que se inyecta en calidad de fina neblina en el colector del módulo de aspiración, se produce un enfriamiento del aire aspirado. Con esto se disminuye la temperatura final en la cámara de combustión, por consiguiente el turbocargador puede funcionar a mayor presión y el punto de encendido se puede anticipar. Otra ventaja además de la ganancia de poder, es que también aumenta la resistencia y durabilidad del motor.

Además de lo anterior, el BMW Concept M4 GTS cuenta con radiadores complementarios para que la refrigeración de la caja de cambios y del turbo sean óptimos. En el caso del turbo se lleva a cabo mediante un sistema indirecto de refrigeración del aire, con la ayuda de una bomba de agua eléctrica adicional.

 

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas