Novedades

¿Se deberían cerrar los monoplazas?

Las muertes de Wilson y Bianchi ponen a discusión la necesidad de cerrar el habitáculo de los monoplazas

¿Se deberían cerrar los monoplazas?

En el GP de Hungría de Fórmula 1 de 2009, el brasileño Felipe Massa (Ferrari) salvó su vida de milagro luego de que una pieza del Brawn GP de su compatriota Rubens Barrichello se desprendiera y le pegara en el casco. Ese mismo año, el inglés Henry Surtees, hijo del campeón de F.1 John Surtees, perdió la vida cuando un neumático de un auto de un rival le pegó en la cabeza en una prueba de la Fórmula 2 en Brans Hatch.

Más acá en el tiempo, las muertes del francés Jules Bianchi, tras las consecuencias del accidente que sufrió en el GP de Japón de F1 cuando su Marusia se incrustó debajo de una grúa; y del británico Justin Wilson, que sufrió lesiones letales al impactar un elemento de un auto de un rival durante una carrera del IndyCar en Pocono el último domingo, demuestran claramente una cosa: la necesidad de extremar la seguridad de los habitáculos los monopostos. Y la solución parece una sola, cerrarlos.

El ingeniero argentino Sergio Rinland, con muchísima experiencia en la Fórmula 1, habló sobre esta posibilidad tras el accidente de Bianchi. “En la época en la que Massa tuvo su accidente yo trabajaba en Epsilon y, paralelamente, dictaba un Master de ingeniería automovilística. Como proyecto le propuse a los alumnos diseñar una cápsula para un monoplaza y el resultado de ese trabajo fue entregado a la Federación Internacional del Automóvil, que luego realizó su propia investigación”.

Rinland agregó: “Cuando diseñé mi primer auto eléctrico de competición hace tres años le puse cúpula por dos razones: seguridad y para tener una aerodinámica eficiente. Por eso cuando ocurrió el accidente de Bianchi escribí un tuit preguntándome si no era tiempo de volver a analizar el tema”.

El ingeniero Rinland también dejó claro que en el caso de Bianchi, “una cúpula no le hubiese salvado de tener una grave lesión por el tipo de accidente”. Pero aseguró que el incidente sirvió para volver a tratar su utilización. En ese sentido refutó a aquellos que no quieren un habitáculo cerrado en un monoposto por una cuestión de tradición. “La Fórmula 1, originalmente, no tenía alerones… Entonces deberían sacarlos si es una cuestión de costumbre”, dijo. ¿Será tiempo de un cambio?

Corsaonline recomienda

Cuéntanos que opinas