Novedades

¿Cómo funciona la bujía de encendido?

Este elemento del motor fue inventado por Bosch hace más de 100 años

¿Cómo funciona la bujía de encendido?

En 1901, -ocurrió en el taller Bosch en Stuttgart, Alemania-, el primer encendido magnético de alta tensión del mundo. Éste reemplazó, hasta hoy día, los sistemas de encendido habituales como los tubos incandescentes o las llamas abiertas. El motor a gasolina se volvió más potente y seguro y la industria automotriz empezó entonces a avanzar. El 7 de enero de 1902, Bosch obtuvo la patente de la bujía de encendido y la marca siguió su camino.

Hasta el día de hoy, Bosch ya desarrolló más de 20,000 tipos de bujías de encendido. En realidad, el genial principio de acción de la bujía de encendido desarrollada por Bosch se mantiene a lo largo de más de 110 años, pero la necesidad de perfeccionamiento aumenta constantemente.

Como líder de mercado y tecnología en Europa, el nombre Bosch representa los más altos niveles de calidad y especialización en bujías de encendido. Cada vez más las ensambladoras de vehículos están usando las Bujías de encendido Bosch como equipo original.


¿Cómo funciona la bujía de encendido?
 

La bujía de encendido es uno de los componentes cruciales en motores de combustión interna ciclo Otto, determinando de manera decisiva el desempeño y funcionamiento preciso de estos motores. Esto se aplica especialmente a modernos sistemas de gestión de motor, en que la bujía de encendido y su diseño especial son cada vez más importantes.

La función de la bujía de encendido es llevar energía a la cámara de combustión y por medio de una centella entre sus electrodos iniciar la quema de la mezcla aire/combustible. Las bujías tienen exigencias eléctricas, mecánicas, químicas y térmicas durante su vida útil:

Requisitos eléctricos: funcionar incluso con altas tensiones de hasta 40,000 volts y tener alta capacidad de aislamiento eléctrico incluso a temperaturas de casi 1.000 °C.


Requisitos mecánicos: resistir a oscilaciones de presión de hasta 100 bar en la cámara de combustión y tener alta resistencia mecánica para una operación segura.


Requisitos químicos: resistir a procesos químicos en la cámara de combustión y a residuos agresivos que resulten de ellos.


Requisitos térmicos: resistir a choque térmico (salida caliente – admisión de mezcla fría) y tener buena conducción de calor en el aislador y los electrodos para una operación confiable.

Por estas razones Bosch invierte fuertemente en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías y materiales como Iridio, Platino, Doble Platino, Doble Iridio, Níquel y Níquel Itrio.

Cuéntanos que opinas