Automovilismo

14 cosas que debes saber de las 500 Millas de Indianápolis

Es la carrera de autos más longeva de Estados Unidos

14 cosas que debes saber de las 500 Millas de Indianápolis

1. El escenario

El Indianápolis Motor Speedway fue construido en 1909. Está en un área de 328 acres, ubicado a 5 millas (8 kilómetros) al noroeste de la capital de Indiana. La obra original fue financiada por Carl G. Fisher, James A. Allison, Arthur C. Newby y Frank H. Wheeler. El complejo fue inaugurado el 5 de junio de 1909 con una carrera de globos aerostáticos que reunió a unas 43,000 personas.

2. El óvalo

La superficie original de asfalto y gravilla se desintegró en varios lugares ocasionando algunos accidentes en las primeras competencias, por ese motivo se pavimentó con 3.2 millones de ladrillos que fueron instalados en 63 días. El óvalo tiene 2.5 millas y sus cuatro curvas, una inclinación de 9 grados y 12 minutos. Actualmente está todo pavimentado, salvo por una yarda que tiene los ladrillos originales. Tiene una capacidad para 400,000 espectadores (250,000 sentados).

3. La carrera 

La primera edición de las Indy 500 se disputó en 1911 y fue ganada por Ray Harroun, que largó 28º, con un Marmon UASP. Su auto tenía un novedoso dispositivo que fue vital para su victoria: el espejo retrovisor. De los cuatro neumáticos con los que largó la carrera Ray Harroun solo cambió el trasero derecho en tres oportunidades porque recibió el mayor castigo en las curvas. Aquella primera carrera duró 6 horas 42 minutos y 8 segundos  y tuvo un promedio de 74 mph (120 km/h). En 1917 y 1918 la prueba se suspendió por la Primera Guerra Mundial. También hubo otro paréntesis entre 1942 y 1945 por la Segunda Guerra Mundial.

4. El nombre

Durante sus primeros años la carrera fue conocida International 500 Milles Sweepstakes Race, aunque los lugareños la llamaban Indianápolis 500 o, simplemente, 500. Recién en 1981 se popularizó la denominación de 500 Millas de Indianápolis.

5. Los participantes

Después de la primera edición la Asociación Americana del Automóvil, ente regulador en esa época, limitó el número de participantes a 33 por una cuestión de seguridad. No obstante, hubo años en que esa cifra no se respetó y llegó a 42, como en 1933.

La copa Borg-Warner es el trofeo más antiguo del deporte del motor

6. El festejo

El ganador festeja con una botella de leche en lugar de champán. La tradición la comenzó Louis Meyer en 1936 tras su tercera victoria (también ganó en 1928 y 1932). En 1993 Emerson Fittipaldi cambió la costumbre y celebró con jugo de naranja porque era productor de esta fruta en Brasil. Igual se sacó una foto tomando leche.

7. El trofeo

Desde 1936 el ganador recibe la copa Borg-Warner, que está fabricada en plata y que cambia año tras año porque en su superficie se graban los rostros de todos los ganadores de la carrera. La copa Borg-Warner es el trofeo más antiguo del deporte del motor. Louis Mayer (el primero en recibirlo) lo comparó con la medalla Olímpica. Desde 1997 los vencedores se llevan a su casa una copa conocida como Baby Borg, que es más pequeña que la original. También está construido en plata. El ganador, además, recibe un jugoso premio en efectivo.

8. Corona de flores 

Desde 1960 el vencedor de la competencia recibe una corona de distintas flores. La primera fue creación de William J. “Bill” Cronin, una vieja florería Indianápolis. En la actualidad la corona está formada por 33 orquídeas Cymbidium de color marfil con puntas de color vino tinto, más 33 banderas a cuadros en miniatura entrelazadas con cintas de color rojo, blanco y azul.

9. Los más ganadores 

Los pilotos con más victorias son A.J. Foyt (1961, 1964, 1967 y 1977), Al Unser (1970, 1971, 1978 y 1987) y Rick Mears (1979, 1984, 1988 y 1991). Mientras que el equipo más exitoso es Penske con 16 festejos (1972, 1979, 1981, 1984, 1985, 1987, 1988, 1991, 1993, 1994, 2001, 2002, 2003, 2006, 2009 y 2015).

10. Margen de victoria 

La menor diferencia entre el ganador y su escolta se dio en 1992 cuando Al Unser Jr. le ganó a Scott Goodyear por 43/1000. Mientras que la mayor diferencia se dio en 1984 cuando Rick Mears le ganó al colombiano Roberto Guerrero por dos vueltas.

El holandés Arie Luyendyk recorrió el óvalo a 384,969 km/h, récord que aún no fue bajado

11. La velocidad

En la clasificación de la edición 1996, el holandés Arie Luyendyk recorrió el óvalo a 239 mph (385 km/h), récord que aún sido superado. En carrera el que más veloz giró fue Eddie Cheever, quien en 1996 registró una media de 236 mph (380 km/h). La victoria más rápida, en tanto, fue la que consiguió Luyendyk en 1990 a 186 mph (300 km/h).

12. La relación con la Fórmula 1

En la década de 1950 la Indy 500 formó parte del calendario de la Fórmula 1. Sin embargo, muy pocos equipos de la máxima categoría participaron porque era muy costoso trasladarse de Europa a Estados Unidos. En 1965 y 1966 dos ases británicos de la F1 se quedaron con la gloria: Jim Clark (Lotus-Ford) y Graham Hill (Lola-Ford). Ellos, junto a Mario Andretti, Emerson Fittipaldi y Jacques Villeneuve, tienen el privilegio de haber sido campeones de Fórmula 1 y haber ganado la carrera.

13. Cosa de chicas 

La primera mujer en participar en las Indy 500 fue Janet Guthier (1977). Mientras que la única que lideró la Indy 500 fue Danica Patrick en 2005. Patrick, además, es la única que hizo podio (tercera en 2009). La presencia de mujeres modificó la frase “caballeros enciendan sus motores” por “damas y caballeros enciendan sus motores”.

14. Tradición 

Una hora antes de la competencia un artista en plena recta canta la canción “Back Home Again in Indiana”. El primero que la cantó fue James Melton, de New York Metropolitan Opera Company, en 1946. Desde 1950 se lanzan globos multicolores con las notas finales de “Back Home Again in Indiana”.

Diego Durruty recomienda

Cuéntanos que opinas