Tuning

Dodge Shakedown Challenger, juntos pasado y presente

Está inspirado en el Challenger de 1971

Dodge Shakedown Challenger,  juntos pasado y presente

Dodge Shakedown Challenger es uno de los seis vehículos personalizados por Mopar para ser exhibidos en el SEMA Show 2016.

Lo que más llama la atención de este muscle car, es la imagen retro del interior y exterior. Inspirado en el Challenger 1971, esta creación de Mopar lleva un capó con una toma de aire Shaker, rayas personalizadas de color negro brillante y rojo brillante, grupos ópticos rediseñados, biseles de los faros, parrilla, spoiler y alerón en color negro satinado. También destaca la ausencia de la clásicas manijas de la puertas y los rines de 19 pulgadas para el eje delantero y de 20 pulgadas para el trasero.

En el interior, el Dodge Shakedown Challenger porta los mismos asientos y volante del Viper, mismos que resaltan por la Alcántara y costuras rojas,  y un panel de instrumentos con insertos de fibra de carbono.

A nivel mecánico, el Dodge Shakedown Challenger ofrece por 485 hp por medio del V8 de 6.2 litros y una transmisión Tremec T6060 de seis velocidades. Además de portar un nuevo sistema de admisión y escape, la suspensión delantera y trasera han disminuido de altura para ofrecer un mejor downforce. Igualmente equipa el mismo sistema de frenos Brembo del Challenger Hellcat y ve eliminada la fila trasera de asientos.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos