Novedades

Consejos para conducir de noche

Estos consejos pueden ayudar a permanecer seguro al conducir cuando se acaban los rayos del sol

Consejos para conducir de noche

Además de la nieve, la lluvia ay el hielo, las temporadas invernales traen consigo que las noches duren más, esto significa que en más horas de conducir en la oscuridad. Ante esta situación es importante seguir estos consejos para elevar la seguridad al volante.

Afinar la vista

En la oscuridad nuestras pupilas se dilatan para detectar luces y movimiento en lugar de color y detalles que usualmente reconocemos durante el día. Por ello, la percepción de profundidad no es tan aguda en la noche y nuestros ojos pueden ser más propensos a secarse o cansarse debido a que usualmente se concentran más y parpadean menos.

Con estos factores en mente, existen algunas cosas que pueden hacer que los viajes nocturnos sean seguros. Normalmente los oculistas recomiendan echar un vistazo al camino y hacer que tus ojos sigan en movimiento en lugar de concentrar toda tu visión en una sola área.

También es importante entender lo que está viendo. Por ejemplo, si estás viajando por un área rural que está llena de venados, mapaches u otra vida salvaje, dos puntos pequeños y brillantes pueden ser los ojos de un animal en la distancia. Evita chocar con un animal al buscar los reflejos de los focos delanteros en sus ojos, los cuáles deberían ser visibles mucho antes de que puedas ver al animal completo.

Asimismo, es vital hacer una revisión de la vista regularmente. De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría los mejor es revisar los ojos cada dos años si tiene entre 18 y 60 años, y anualmente después de los 60.

Preparar las luces

Durante la noche, las luces que hay alrededor pueden trabajar a favor o en contra. Por lo tanto es importante asegurar de que los focos apunten correctamente, ya que las luces mal alineadas pueden tener un impacto negativo en la visibilidad y pueden cegar a otros conductores. Manejar al anochecer también puede conllevar mayores riesgos, ya que tus ojos deben ajustarse conforme cae la noche. Si las luces del tablero están en la configuración más alta, eso puede afectar la visibilidad frontal. Bajar la intensidad de las luces internas para que sean visibles pero que no distraigan. De esta manera, los ojos se ajustarán fácilmente a las luces en el camino.

De igual manera, evita mirar fijamente a los focos delanteros del tráfico que viene en dirección contraria y a otras luces brillantes que estén en el camino. Es fácil distraerse por las luces altas de un gran camión. Si el tráfico contrario llega a cegar, se debe dirigir la vista al borde derecho del camino y conducir de acuerdo a él hasta que se pueda ver con claridad otra vez.

Mantener todo limpio

Es sumamente importante que las luces delanteras y traseras, así como los espejos laterales estén limpios. Esto ayuda a maximizar la habilidad para ver qué es lo que está sucediendo a tu alrededor. Además, limpiar los parabrisas y las ventanas con papel periódico ayudará a remover las manchas que pueden afectar tu visibilidad durante la noche.

Permanecer alerta

No debería ser necesario decirlo, pero es fundamental evitar conducir distraído. Durante la noche resulta difícil determinar qué tan rápido está viajando un auto o qué tan lejos está, así que lo mejor es bajar la velocidad y asegurar una distancia segura a los demás vehículos. Hay que ser considerado con los otros conductores y no usar luces altas si hay tráfico contrario o si estás siguiendo a otro vehículo.

 

Luis Hernández recomienda

Cuentanos que opinas