Indian Roadmaster Classic 2017: Prueba de manejo
6/28/2017 Reportes de Manejo

Indian Roadmaster Classic 2017: Prueba de manejo

Tiene un motor enérgico, contundente y refinado

http://Motorette.mx 

Es un hecho que una motocicleta de este calibre no es fácil de ver en un corporativo o en un semáforo de alguna ciudad congestionada y por ende, la gente no está acostumbrada a ver una enorme pieza de arte e ingeniería tan a menudo; más bien es una moto para viajar, a la que le gusta más la carretera y devorar cientos de kilómetros. Incluso aquí es donde saca a relucir todo su potencial, confort, tecnología, seguridad y una larga lista de atributos que me dejaron con un gran sabor de boca después de haberla manejado durante siete días en tráfico y carretera.

Ya que estamos hablando del diseño y esa extraña sensación que brinca a los sentidos, el fabricante de motocicletas más antiguo de Estados Unidos ha construido una versión casi perfecta de la icónica Roadmaster Classic, manteniendo toda la esencia de la marca Indian Motorcycles pero con toda la tecnología que sin duda, los motoristas agradecemos hoy en día. Para evitar malentendidos, decidimos adentrarnos en los cientos de blogs de propietarios de estas motocicletas y el 99.9% de ellos, la colocan por encima de la H-D Road Glide o Road King. Uff… antes de leer los testimonios comencé a pensar que era yo quien ponía las de Milwaukee por debajo de las Indian porque simplemente no me gustan pero no, el público también lo hace y sin tocarse el corazón. Y con justa razón, ya que H-D se quedó atrás en tema de desarrollo y evolución de sus motos –aunque les hagan una que otra mejora-  pero aquí sí se pusieron las pilas y desde la Scout hasta esta Roadmaster Classic son superiores en todo.

Siguiendo con el apartado estético, Indian Motorcycles echó toda la carne al asador con el juego de maleteros y asientos, todo forrado en piel de la más alta calidad, y aunque no es impermeable, no se decolora ni se deforma con el paso del tiempo, el sol y el agua como en las generaciones anteriores. Dentro de las enormes maletas que en total suman 120 litros de capacidad, hay un alma de plástico que no las deja deformarse ni deja entrar el agua así que la carga va segura. El único tema es que no se pueden cerrar con candado así que, si dejamos nuestras pertenencias como cascos, chamarras, etc. Tendremos que poner la moto a la vista para evitar que los amantes de lo ajeno hagan de las suyas o nosotros estar con el pendiente. Me imagino que existen los candados o las maletas con cierres pero en la unidad de prueba no fue así. Cambiando de tema y dejando atrás el asunto de las maletas, los dos asientos son calefactables, lo cual incrementa una mejor experiencia arriba de ella.

Poder de sobra 

Debajo del asiento se encuentra el poderoso motor Thunder Stroke 111, cuyas cifras resultan muy buenas para una motocicleta de estas magnitudes. El motor es tan poderoso y contundente, así como refinado y siempre con un sonido característico, el cual emana 119 libras-pie de torque y 76 hp. Eso sí, se calienta que da gusto y por eso la ciudad no es su mejor aliada. Para ponerla en marcha no es necesario el uso de una llave, basta con llevar encima una tarjeta de aproximación o introducir un código personal de seguridad.

Dentro del equipamiento de serie se incluye el parabrisas electrónico y la calefacción de puños y asientos. El confort en la Roadmaster Classic está asegurado, de hecho los posapies del pasajero son regulables, y hasta un sistema de audio de 100 watts tendremos como parte del sofisticado sistema Ride Command, el cual me sorprendió por la gran cantidad de funciones que tenemos y del cual tenía referencia solamente en automóviles del segmento Premium, no en una moto.

Lo último en tecnlogía 

Un punto a destacar de esta Indian es el Ride Command, se trata de un sistema multimedia interactivo con pantalla táctil de 7 pulgadas y a todo color que incluye navegador, equipo hi-fi y control de todas las funciones de la moto, así como gestión del smartphone mediante conexión Bluetooth. Tanto el orden de los menús como su interfaz visual son totalmente personalizables. Todo puede manejarse mediante pulsaciones o desplazamientos de los dedos en pantalla, al más puro estilo iPhone, o bien mediante la botonera al alcance de la mano izquierda. Además, encontramos un compartimento con conexión de carga micro-USB para el teléfono. El arranque remoto keyless, el sistema de control de presión de los neumáticos o los puños calefactables regulables en 10 niveles de intensidad se incluyen también de serie. Presión de los neumáticos, avisos del sistema, temperatura del aceite, altimetría, estaciones de radio favoritas, control crucero, todo lo tenemos aquí. Y para los geeks, los gráficos tienen el carácter de una moto de su segmento, son modernos y bien hechos. ¿Se nota que nos encantó y que pasamos horas manipulando cada función del sistema? Así fue.

Sobre el asfalto

El manejo, a pesar de sus 406 kilogramos con el tanque de gasolina lleno,  es pleno desde que quitamos los pies del piso. La motocicleta es ágil para maniobrar, puedes entrar lanzado a las curvas y frenar o seguir con el impulso sin sentir que la masa te lleva al exterior de la curva; el carenado y el parabrisas ajustable son una delicia, ya que en esos fríos o lluviosos días, el viento en el pecho ni siquiera lo sientes y en viajes largos se agradece infinitamente. Se agradecería una reversa como en la Goldwing para moverla en la cochera, pero nada que una buena sesión de pierna en el gimnasio no logre.

En resumidas cuentas, la experiencia a bordo de esta Indian Roadmaster Classic ha sido de las mejores que hemos tenido en Motorette.mx ya que en un conjunto tienes una gran imagen, retro y con toques clásicos de la marca y por otro, la mayor tecnología probada para una moto de este tipo. Definitivamente supera a su rival americana aunque habrá que manejar la nueva K 1600 B de BMW en unos meses que llegue al país, ya que justo para eso fue hecha: quitarle un pedazo del pastel a estas dos viejas enemigas. 

Precio

$26,999 dólares

Especificaciones

Motor Thunder Stroke 111 V Twin enfriado por aire, 1,811cc

Potencia 76 hp a 4,500rpm y Torque 107 libras-pie a 2,700rpm

Transmisión de 6 velocidades. Correa

Suspensión delantera con horquilla telescópica y trasera con amortiguador ajustable

Frenos delanteros de doble disco con ABS y trasero con disco sencillo y ABS

Altura del asiento 673mm

Peso 406Kg

Tanque gasolina de 20.8 litros

Esta prueba de manejo es cortesía de Motorette.mx

 

Galería Indian Roadmaster Classic 2017

Indian Roadmaster Classic 2017

1 de 30

¿Qué opinas? Cuéntanos