Novedades

Lamborghini festeja 50 años en Japón con una edición especial del Aventador S Roadster

Es uno de los mercados de mayor relevancia para la marca italiana

Lamborghini festeja 50 años en Japón con una edición especial del Aventador S Roadster

Lamborghini está de plácemes al celebrar 50 años de estar en el mercado japonés y lo festeja con el Aventador S Roadster 50 th Anniversary Japan, una edición especial de cinco unidades destinadas exclusivamente para el país asiático.

Fue en 1967 cuando Lamborghini inició las primeras importaciones para Japón con el 400 GT, vehículo que vio su debut en el Auto Show de Ginebra 1966. Sin duda lo más atractivo de este Gran Turismo, además de su diseño, fue el tren motor compuesto por un V12 de 3.9 litros capaz de producir 320 hp a 6,500 rpm y 275 libras-pie de torque a 4,500 rpm, así como una caja manual de cinco velocidades.

Respecto al Aventador S Roadster 50 th Anniversary Japan, que rinde ovación a los 50 años de la casa de Sant'Agata Bolognese en el país del lejano oriente, debemos decir que cada una de las cinco unidades son únicas, ya que los colores y acabados están inspirados en los cinco elementos naturales de la cultura japonesa: agua, tierra, fuego, viento y cielo.

De esta forma, las cinco unidades que conforman a esta edición de aniversario y que fueron creadas por el Departamento Ad Personam de Lamborghini junto con el Centro Stile poseen un tono de pintura y acabado exclusivo para cada vehículo. Sólo para tener una idea del detalle de esta edición especial es que el trabajo de pintura requirió 170 horas de trabajo y la contribución de diez especialistas. Para elevar la exclusividad y labor del exterior, la carrocería se completa con el marco del parabrisas y el techo duro de fibra de carbono expuesta.

Siguiendo la fórmula del exterior, el interior sobresale por el cuero y alcántara negro, el bordado en los asientos, el símbolo japonés de bambú en la parte superior y el color de las costuras que coinciden según el color de la pintura de la carrocería, con las mismas gradaciones y sombreados: un efecto que requirió 100 horas de trabajo por parte de seis especialistas. Este trabajo es complementado por una placa de fibra de carbono hexagonal con el símbolo japonés del nombre elemental del automóvil.

¿Qué opinas? Cuéntanos