Stephan Winkelmann, ex director de Lamborghini, es el nuevo presidente de Bugatti
10/23/2017 Industria

Stephan Winkelmann, ex director de Lamborghini, es el nuevo presidente de Bugatti

Actualmente es el máximo representante de Audi Sport GmbH

Una vez que inicie 2018, Stephan Winkelmann, quien fuera el máximo dirigente de Lamborghini y Audi Sport GmbH, ahora tomará las riendas de Bugatti Automobiles.

Así pues, el futuro dirigente de la marca de origen francés llega para cubrir el cargo de Wolfgang Dürheimer, quien ocupó el cargo durante cinco años y deja el puesto por retiro a sus 59 años de edad.

Matthias Müller, Presidente del Consejo de Administración del Volkswagen Group: "Acepto el deseo de Wolfgang Dürheimer de jubilarse. Le agradezco sinceramente por el excelente trabajo que ha realizado en varios puestos en Volkswagen Group durante más de 18 años. En Bugatti completó con éxito la era del Veyron y, con el desarrollo del Chiron, ha abierto un nuevo y emocionante capítulo para la marca".

Como lo mencionamos, Stephan Winkelmann proviene de Audi Sport GmbH, donde ha sido Director General desde 2016,  pero antes de eso, fue Presidente y CEO de Automobili Lamborghini SpA durante 11 años. En estas posiciones, Winkelmann convirtió a la marca en uno de los principales fabricantes de súper autos a nivel mundial. Previamente a trabajar para el Grupo alemán, en 2005, Winkelmann, trabajó para Fiat en varios puestos, entre los que destacan CEO de Fiat Auto Austria, Suiza y Alemania.

Por su parte, Wolfgang Dürheimer comenzó su carrera en 1986 en BMW, donde ocupó varios puestos directivos. Para 1999, pasó a Porsche AG, donde fue nombrado miembro de la Junta Ejecutiva de Investigación y Desarrollo en 2001. Diez años más tarde, Dürheimer ocupó el cargo de Presidente de Bugatti Automobiles, Presidente y Director ejecutivo de Bentley Motors y Representante en Jefe de Volkswagen Group.

En 2012, Dürheimer fue elegido miembro del Consejo de Administración para el Desarrollo Técnico de Audi AG, y un par de años después volvió a sus antiguos puestos en Bugatti y Bentley.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos