BMW M3 CS 2018, más poder al poder
11/14/2017 Novedades

BMW M3 CS 2018, más poder al poder

BMW eleva el nivel del M3 Sedán con la nueva versión CS, más ligera, más potente, más capaz, pero que tampoco renuncia a su estatus premium o su habitabilidad.

¿Necesitas un auto que lo haga casi todo y que casi todo lo haga bien? Tiene un costo claro, pero es posible. 

Sabemos que quieres un sedán, que sea muy agresivo, pero no sobreactuado, que siga percibiéndose premium en su interior, donde 4 puedan sentarse cómodamente, con el que puedas llegar a cualquier lugar y seas bien recibido, pero que tambien te permita ir a la pista y jugar a lo grande. Imagina todo esto que ya parece ideal y llévalo un poquito más allá. Así es el BMW M3 Sedán CS, el deportivo tope de línea en la familia M3 y que se hermana con el M4 CS presentado este año en el Salón de Shanghái.

La receta es la misma: toma un ya excelente M3, hazlo más rápido, más liviano, no cambies su lujo o su diseño. Listo. Y el resultado, aunque no salta a la vista, promete apenas te pones al volante.

El motor, un seis-en-línea de 3 litros Twin Turbo entrega ahora 453 hp y 443 libras-pie de torque, algo así como 28 hp y 37 libras-pie sobre un M3 normal. Esta potencia se entrega a las ruedas traseras a partir de una caja automática de 7 velocidades Drivelogic y doble embrague, la que tambien cuenta con un enfriador de aceite, para aguantar largas jornadas de stress en la pista. Alcanza  62 mph (100 km/h) bajo los 4 segundos y puede llegar hasta los 280 km/h, tal cual como el M4 CS.

Para que se pueda notar esta potencia, M tambien le ha dotado de un sistema de escape deportivo con piezas de acero inoxidable, lo que mejora el performance, el flujo y claramente, el sonido.

Ya hablamos de que el CS involucra una contundente dieta de CFRP, que es un material compuesto por fibra plástica reforzada con fibra de carbono. Este material es usado en el splitter frontal, difusor trasero y en el fino flap fijo que decora el maletero pero que ayuda a plantar el auto al piso. El CFRP tambien es el material del que se fabrica tanto el capot como el techo del CS, lo que reduce el peso en casi un 25% con respecto a sus similares de metal. Un auto más ligero tambien ayuda a eliminar stress en la estructura, contribuyendo a un centro de gravedad más bajo y un manejo mucho más equilibrado. Y como la dieta no solo es para la carrocería, las llantas tambien son de aleación ligera en 19 y 20 pulgadas, con calzado Michelin Pilot Super Sport, uno de los neumáticos preferidos en muchos de los más recientes autos de alto performance.

Esta estructura se planta al suelo con la ayuda de la suspensión activa M con 3 modos (Comfort, Sport, Sport+) los que tambien actúan sobre la dureza de la dirección. Tambien se comprende un diferencial activo M de deslizamiento limitado inteligente y un modo M Dynamic que permite que el control de estabilidad nos permita pasarnos un poco de la raya y jugar de manera segura sin tanta corrección. Cierra el paquete un kit de frenos carbono-cerámico opcional, pero que por estos precios, es casi obvio su equipamiento.

Hacia el interior vemos que no hay sacrificios en el lujo, claro que reinterpretado desde una mirada mucho más racing. Por lo mismo, todo lo que usualmente es madera o cuero, en el CS es pura Alcántara, con butacas ligeras tapizadas en cuero bitono, más algunos acentos en los colores rojo y azul típicos de BMW M. Y como el auto lo vas a usar en la ciudad, BMW ha decidido mantener el sistema de navegación y un sistema Harman Kardon de alta fidelidad.

¿Para cuándo? El M3 CS debuta a nivel global en el primer trimestre del próximo año. Pero ojo, solo se fabricarán 1,200 unidades. Es el costo de tenerlo todo.

BMW M3 CS 2018

¿Qué opinas? Cuéntanos