Autos y relojes: la pareja perfecta
3/13/2018 Gadgets

Autos y relojes: la pareja perfecta

El romance entre autos y relojes de pulso se remonta a décadas atrás e incorpora una conexión literal con los instrumentos de tablero, y este año, el matrimonio es más fuerte que nunca.

La simbiosis entre autos y relojes se remonta a décadas atrás e incorpora una conexión literal con los instrumentos de tablero así como un vínculo más esotérico compartido por algunos pocos objetos mecánicos que buscan combinar el arte y la ingeniería.

ENTRE AUTOS Y RELOJES

Si cualquier conocedor de ingeniería innovadora tuviera que enlistar las empresas que se especializan en innovación técnica, McLaren-Honda y Richard Mille estarían muy cerca de la cima. Socios desde 2016, la primera colaboración entre los dos: RM 50-03 Tourbillon Split Seconds Chronograph Ultralight McLaren F1, el cronógrafo mecánico más ligero jamás fabricado, con una caja de 44.5 x 49.65 x 16.1 mm y peso de menos de 40 gramos.

La pieza ha sido creada en titanio, fibra de carbón y un nanomaterial que ha sido probado por McLaren llamado Graph TPT. Una combinación de carbón TPT y grafeno, Graph TPT es seis veces más ligero y 200 veces más fuerte que el acero. Sólo se fabricarán 75 ejemplares del nuevo reloj, a un tímido precio de 1 millón de francos suizos.

Socio de largo plazo de Bugatti, Parmigiani Fleurier tiene una duradera fascinación con el legendario Bugatti Aérolithe. El más reciente reloj en obtener inspiración de este famoso auto es el Bugatti Aérolithe Performance.

Albergado en una caja de titanio con acabado láser de 41 mm y usando tecnología derivada del Senfine Concept Watch con 70 días de reserva, sus referencias hacia la manufactura automotriz incluyen acentos en rojo insignia y azul, doble taquímetro que muestra millas y kilómetros, asas que hacen juego con la costura dorsal del Aérolithe y una correa que muestra el patrón de los asientos del auto.

Está accionado por el movimiento PF335 con un módulo de cronógrafo fly-back

Combinando estilo vintage con fuerza y legibilidad, la nueva colección TimeWalker de Montblanc rinde tributo a la herencia de Minerva como a la belleza, espíritu y valores de la historia del deporte motor; sin duda un honor a la relación autos y relojes.

Complicaciones innovadoras como un cronógrafo de 1/1,000 de segundo se combinan con las líneas del acero satinado, cerámica negra, titanio y caucho que evocan las sensuales curvas de los autos clásicos.

La estrella de la gama es el TimeWalker Chronograph Rally Timer Counter Limited Edition 100, basado en el reloj Rally Timer producido por Minerva. Un reloj que se convierte en cinco formas, la caja de 50 mm case es de titanio satinado donde la sección media ha sido recubierta en DLC negro.

Usado como un reloj de pulso en una correa de piel negra, puede convertirse en un reloj de bolsillo al doblar las asas bajo la caja y voltearla 180 grados.

Además, el reloj de bolsillo se convierte en un reloj de mesa con dos brazos debajo de la caja, usado como cronógrafo sujeto a mano o enganchado en una platina de metal que se adhiere al tablero del auto.

Un reverso abierto en forma de parrilla de auto permite ver el calibre manufactura MB M16.29,  cronógrafo a monopulsador con rueda de columna con embrague horizontal y reserva de marcha de hasta 50 horas.

Para ver más, visita Revolution dando click aquí.

¿Qué opinas? Cuéntanos