Dodge Durango Pursuit, un SUV convertido en patrulla
5/11/2018 Investigación

Dodge Durango Pursuit, un SUV convertido en patrulla

Dodge amplía su alineación de vehículos policiales para 2018 con este SUV, que se une al Charger Pursuit.

Con el objetivo de rivalizar de forma directa contra el Ford Police Interceptor SUV, Dodge ha desarrollado la versión Pursuit del Durango.

Siguiendo los pasos del Charger Pursuit, este SUV contiene todo el equipamiento necesario para que los policías dispongan de todo el confort y un alto desempeño en caso de una persecución. En un inicio, cada una de las unidades están dotadas del motor V8 HEMI de 5.7 litros -360 hp y 390 libras-pie de torque-, transmisión automática de ocho velocidades, sistema de tracción integral y caja de transferencia de dos velocidades con marchas cortas para elevar su capacidad off-road.

A diferencia de un Durango normal, este Durango Pursuit equipa bomba de agua y de refrigeración de aceite de uso intensivo, un sistema de frenos que además de tener un desarrollo especial que les permita salir avante del uso intensivo contiene discos más grandes. De acuerdo con los registros de Dodge, el vehículo es capaz de ir de 60 mph a cero en una distancia de 134 pies (40 metros).

Otras de las cualidades del Dodge Durango Pursuit las podemos encontrar en la distancia entre ejes de 119.8 pulgadas (3,040 mm), la más larga del segmento; la capacidad de remolque de 7,200 libras (3,260 kilogramos); la distancia al suelo de 8.1 pulgadas (206 mm); y el aire acondicionado de tres zonas, ideal para el para el transporte de perros policía (K-9). Al tratarse de un vehículo policial, instala alternador de 220 ampers, batería de 880 ampers de arranque en frío y cableado para la instalación de luces extras.

¿Qué opinas? Cuéntanos