Tuning

Este Volkswagen Tiguan no sólo es más llamativo, sino también más poderoso

Contiene una potencia de 270 caballos de fuerza.

Este Volkswagen Tiguan no sólo es más llamativo, sino también más poderoso

Nos guste o no, el trabajo de tuning realizado sobre este Volkswagen Tiguan R-Line va más allá de lo espectacular.

Como si se tratara de un hot hatch agigantado, este SUV propiedad de un joven suizo recibe una serie de alteraciones estéticas y mecánicas para elevar a la N potencia el performance y diseño del vehículo. Inclusive, el vinil de color amarillo sobre el cuerpo también juega un papel fundamental en el trabajo de personalización de este Tiguan.

Para disminuir el centro de gravedad y con ello mejorar la estabilidad y agilidad del vehículo, los creadores de este súper Tiguan realizaron una serie de ajustes en la suspensión, cambiando los resortes y los amortiguadores por unos neumáticos, para perder algunas pulgadas en la altura respecto al suelo.

Una vez logrado que la carrocería del Tiguan quedé casi al nivel del asfalto, lo siguiente fue incorporar un sistema de escape de alto desempeño, rines de pulgadas Porsche de 20 pulgadas, neumáticos 255/30R20, el emblema "Tiguana Turbo S" al estilo del Cayenne y un kit aerodinámico del que destaca el enorme spoiler de fibra de carbono sujeto en el portón posterior.

En su andar, este Volkswagen Tiguan no sólo ve mejorada la estabilidad y agilidad, sino que también ofrece una aceleración más enérgica debido a que el cuatro cilindros entrega más potencia. Con un ajuste en el software del motor, este SUV ofrece la nada despreciable cantidad de 270 hp, es decir, 50 hp más que lo habitual en el 2.0 litros.

Por si fuera poco, el interior de este SUV también recibe una serie de cambios para elevar la deportividad. De esta sección destaca el volante y los asientos forrados de alcántara y los insertos de fibra de carbono en el tablero.

¿Qué opinas? Cuéntanos