Novedades

Mercedes-Benz EQA, el nuevo auto eléctrico será Made in France

Se producirá en la planta de Hambach localizada en la región de Lorena.

Mercedes-Benz EQA, el nuevo auto eléctrico será Made in France

Con el éxito que han obtenido los vehículos de propulsión eléctrica durante los últimos años, y gracias a la rapidez con la que se han desarrollado estas nuevas tecnologías, no resulta extraño que la industria automotriz en general esté apostando por comenzar a comercializar autos con estas características.

Tal es el caso de Mercedes-Benz, que comenzará a producir el primer auto eléctrico compacto en su planta de Hambach, Francia planta que actualmente utiliza Daimler para fabricar las variantes eléctricas de Smart. Se tiene estimado que para 2022, Mercedes disponga de un total de 10 modelos eléctricos de entre los cuales se encuentra planeado fabricar tanto sedanes, como SUVs.

Para esto la fábrica francesa recibirá una inversión de 500 millones de euros, cifra que será utilizada para adaptar y remodelar las líneas de producción aunada a la ampliación de infraestructura que conlleva la fabricación de este nuevo modelo que se llevará en conjunto con la planta de Rastatt en Alemania.

Fue en septiembre del año pasado cuando Mercedes presentó el modelo EQA, vehículo compacto que fue equipado con dos motores eléctricos distribuidos en el eje delantero y trasero respectivamente, que tenían la particularidad de desarrollar una potencia de 396 caballos de fuerza, impulsado por una batería modular de 70 kWh capaz de ofrecernos 300 millas (500 kilómetros) de autonomía.

Por otra parte, el modelo EQC, el cual figura como el eléctrico de mayor tamaño será fabricado en Bremen a partir del año 2019, en donde compartirá bases de fabricación con el modelo GLC.

La planta de Hambach cuenta con vasta experiencia en temas de producción de autos electrificados, pues el año pasado alcanzó cifras de 80,000 Smart fabricados, y es por eso que la firma decidió que sería la sede ideal para arrancar con este ambicioso proyecto. Pero, esto es sólo el comienzo y Mercedes-Benz planea adaptar sus fábricas para introducir las variantes eléctricas a la misma línea de producción que sus modelos de combustión, en caso de que la oferta y demanda se vea beneficiada para la marca en algunos años.

Se estima que para el año 2025, entre un 15% y un 25% de las ventas de Mercedes sean vehículos eléctricos, además de que su filial Smart planea convertirse en la primera marca automotriz en comercializar autos de propulsión eléctrica.

En la actualidad Mercedes-Benz fabrica su gama de modelos compactos en países como Alemania, Hungría, China y México, por lo que el año pasado mostró cifras totales de 620,000 unidades producidas en 2017.

¿Qué opinas? Cuéntanos