Novedades

Aston Martin DBS Superleggera, un diseño agresivo acompañado de más de 700 hp

Con tecnología de la F1, se presenta el nuevo buque insignia de la marca británica.

Aston Martin DBS Superleggera, un diseño agresivo acompañado de más de 700 hp

No habrá un nuevo Vanquish en el portfolio de Aston Martin. Pero el fabricante de Gaydon tiene un reemplazo, nada más y nada menos un nuevo DBS, una nomenclatura histórica dentro de la marca. Este auto se posicionará como el modelo más deportivo y el tope de gama en su línea de gran turismo.

El nuevo Aston Martin DBS Superleggera recupera así el nombre DBS, nacido en 1967. Ojo, su última versión es de 2006, uno de los autos diseñados para la película Casino Royale, el debut de Daniel Craig en la piel de James Bond. El flamante modelo también le rinde homenaje al afamado carrocero italiano especializado en construcciones ligeras, con quien se mantiene una relación desde los míticos DB4 y DB5 Superleggera en los 60'.

El nuevo DBS Superleggera es el cuarto lanzamiento de modelos totalmente nuevos en los últimos cuatro años para Aston Martin, tras la llegada de los DB11, Vantage, y el Valkyrie, manteniendo el paso que se propuso para convertirse en un actor relevante en la industria automotriz.

El nuevo Aston Martin DBS Superleggera está definido por la marca como un Super GT, con el cual pretende rivalizar con modelos como el Ferrari 812 Superfast, un Lamborghini Aventador S y el McLaren 720S, aunque en un formato más lujoso.

Construido sobre el chasis de aluminio ultra ligero y con carrocería de fibra de carbono del DB11, este coupé baja unos 40 libras (100 kg) y contiene un reparto casi perfecto de 51:49. Cuenta en posición central con un motor V12 5.2 L biturbo, que produce 725 Hp y 664 lb-pie de torque, acoplado a una caja automática de octava, obra de ZF, que envía el par al eje posterior, además de un nuevo diferencial mecánico.

Aston Martin indica que el DBS Superleggera acelera de 0 a 62 mph (100 km/h) en 3.4 segundos y alcanza 211 mph (340 km/h) de velocidad máxima. El diseño es deportivo y elegante, con una clara identidad visual de Aston Martin a través de su silueta y su frontal. Destacan sus proporciones generosas (especialmente en la parte de atrás), con una postura atlética, curvas marcadas y un exigiente trabajo aerodinámico.

La defensa frontal con una parrilla exageradamente grande, custodiada por entradas de aire frontales y laterales es nuevo. El cofre, techo y cajuela también se estrenan, destacándose en la trasera nuevos grupos ópticos LED, un gran difusor y un spoiler marcado.

El modelo incluye elementos aerodinámicos vistos en el DB11, como los Aeroblades (cortinitas que abren y cierran de manera automática dejando entrar aire según la necesidad del auto), y un difusor desarrollado por el equipo Red Bull F1, con quien la marca está asociada. El DBS puede generar hasta 390 libras -180 kg- de carga aerodinámica a máxima velocidad, la mayor cifra para un Aston Martin de serie.

Aston Martin indica que cuenta con un nuevo sistema para la salida del aire del motor, con válvulas activas y cuatro salidas de escape, ofreciendo más poder y un mejor sonido. Suspensión adaptativa y tres modos dinámicos de manejo (GT, Sport y Sport Plus) completan el paquete enfocado en el manejo.

El equipamiento es muy completo. Se destacan los sistemas keyless, asistente de estacionamiento a distancia, cámara en 360º, sistema de audio con 15 parlantes, WiFi hotspot, tapizado de cuero o alcantara (opcional) y rines de 21", entre otros.

El nuevo Aston Martin DBS Superleggera se presentará al público en el próximo Festival de la Velocidad de Goodwood, en julio, y comenzará sus ventas en el tercer trimestre de este año. Los precios parten desde  $305,000 dólares.

Aston Martin DBS Superleggera 2019

¿Qué opinas? Cuéntanos