Tecnología

Audi hace extensivo el uso de impresión 3D en sus plantas

Con este método no solo se agiliza la manufactura de piezas, sino que de herramientas especificas que soliciten los mismos trabajadores para facilitar y hacer más eficiente el ensamblaje de autos.

Audi hace extensivo el uso de impresión 3D en sus plantas

El equipo de expertos del centro de análisis y startup recientemente estableció la impresión 3D de polímeros en la producción del Audi R8 en la planta de Bölllinger Höfe. Ellos están a cargo de desarrollar nuevas ideas y optimizar herramientas en colaboración con los trabajadores de la línea de producción. El equipo, bajo el mando del jefe de proyecto Waldemar Hirsch, diseña las herramientas en el lugar y las imprimen en la impresora 3D. De hecho, en diciembre pasado, el equipo probó este rápido y conveniente servicio para la producción masiva de la planta, logrando identificar cientos de aplicaciones en donde la impresión de herramientas auxiliares ofrecía un alto potencial de ahorro.

“Al establecer un especialista del departamento de impresión 3D, estamos profesionalizando lo que hasta ahora ya sido un exitoso proyecto. Aún más trabajadores se verán beneficiados por la experiencia de este experto y de las herramientas auxiliares costumizadas”, comentó Helmut Stettner, gerente de la planta de Neckarsulm.

Este proyecto, además, está siendo utilizado por Audi para potenciar un cambio cultural. Los trabajadores de la línea de producción están involucrados directamente en el proceso y desarrollo de las herramientas impresas en 3D.

Para Hirsch es prioritario enfocarse en los trabajadores y sus necesidades. “Durante el proceso de diseño de un prototipo, es muy importante que logremos cumplir los deseos de nuestros colegas de manera exacta. Nuestra meta es proveer  herramientas impresas 3D lo más rápido posible, apoyándolos en su trabajo diario”, comentó.

Este proceso se convierte en un nuevo pilar en la transformación digital de la compañía. Para Audi marca un importante paso en la evolución de la producción, hacia un estilo de fábrica inteligente. El uso de tecnología innovadora aumenta la flexibilidad y la eficiencia, al tiempo que permite personalizar los productos de acuerdo a las sugerencias de los trabajadores. “La decisión de establecer un nuevo departamento aporta en la creación de una red integrada. En el futuro, todo el Grupo Volkswagen se verá beneficiado de la experiencia en Neckarsulm”, afirmó Sttener.

Por cinco años, han estado imprimiendo lo que nadie ha impreso en el pasado: cada día, al menos una herramienta auxiliar sale del centro de impresión 3D. Las guías de posicionamiento impresas, los dispositivos de seguridad y los moldes de fundición creados por el equipo de Waldemar ayudan de manera rápida, económica y a pedido, a los trabajadores del departamento de producción. El equipo ha tenido tanto éxito en su trabajo que pronto estará fundando su propio departamento en el lugar, donde realmente podrán poner las cosas en marcha. El objetivo: una red mundial de impresión 3D para la empresa Volkswagen que proporcionará innovaciones impresas a todos los empleados.

¿Qué opinas? Cuéntanos