Tips y Consejos

Una pequeña grieta en el parabrisas puede convertirse en un grave problema

El daño puede ocurrir de manera inesperada y debe repararse lo antes posible.

Una pequeña grieta en el parabrisas puede convertirse en un grave problema

Si el parabrisas de un automóvil tiene una pequeña astilla o una grieta, es importante ponerle atención y no ignorar este daño. Esto quiere decir que hay que realizar una reparación inmediata, ya que de lo contrario una pequeña grieta podría llevar a problemas más grandes más adelante.

Ignorar un problema del parabrisas es como descuidar la limpieza de los dientes y terminar con caries o enfermedad de las encías. Con un simple mantenimiento, puede evitar un problema mucho más grande y más costoso.

Así que es sumamente importante no dejar pasar tiempo si es que se presenta un daño en el parabrisas, puesto que la grieta avanzará, lo que ocasionará  un reemplazo más costoso del parabrisas. Además, de que los conductores pueden ser multados si la fisura obstruye la visión, hay que tener presente estos datos: el cristal frontal proporciona el 45 por ciento de la integridad estructural de la cabina del vehículo en una colisión de frente y un 60 por ciento en una volcadura.

Está comprobado que basta que exista una pequeña fisura para que un pequeño golpe posterior, como el de una una pelota de golf o una pelota de béisbol para que le daño se extienda a lo largo y ancho, comprometiendo la seguridad y requiriendo un reemplazo completo del parabrisas.

Reparar una grieta pequeña es barato, fácil y rápido de arreglar, incluso el seguro del puede -dependiendo de la poliza- puede pagar la reparación. En caso de hacerlo por propia cuenta lo ideal es adquirir un de reparación para eliminar el aire y la suciedad del astillado, y no permitirá que se formen grietas y se extiendan a través del parabrisas.

No se aconseja reparar fisuras que estén directamente en la línea de visión del conductor. Incluso las reparaciones más suaves del parabrisas distorsionarán el vidrio y pueden alterar al visión.

Una vez aplicado el kit de reparación hay que esperar los resultados, mismos que dependerán de tres factores principales: tamaño, profundidad y ubicación. Cualquier astilladura que sea más pequeña a una moneda, será fácil de reparar, y los retoques a las astillados de hasta tres pulgadas de ancho deben ser al menos moderadamente efectivos.

Por su parte, las grietas son un poco más complicadas. Una fisura más corta de tres pulgadas debería ser manejable, pero tendrá más dificultades con grietas que van de tres a 14 pulgadas. Cualquier grieta que vaya más allá, especialmente si se extienden hasta el borde exterior del parabrisas, se tendrá que cambiar el parabrisas.

¿Qué opinas? Cuéntanos