Novedades

Nissan Skyline 2020 no es otra cosa más que un Infiniti Q50 con cara de GT-R

Presume un diseño actualizado y la tecnología semiautónoma ProPILOT 2.0.

Nissan Skyline 2020 no es otra cosa más que un Infiniti Q50 con cara de GT-R

Nissan develó un nuevo Skyline 2020, un auto exclusivo del mercado japonés que sigue al pie de la letra las bases impuestas por la primera generación lanzada en el lejano 1957. Al final del día, estamos ante un sedán mediano de lujo con manejo deportivo, que como podrás intuir, no es otra cosa que la versión local del Infiniti Q50.

Si bien, el anterior Skyline, prácticamente era una calca de su gemelo de Infiniti, incluso compartían logos, el modelo 2020 estrena un frente que de alguna manera lo vuelve a emparentar con el GT-R. Es innegable su inspiración en Godzilla. Después de todo alguna vez ambos modelos estuvieron estrechamente emparentados.

Entre los cambios destacamos la introducción de la tradicional parrilla V-Motion que integra radares y sensores para la utilización de Pro-PILOT; y en la parte trasera, las calaveras estrenan una nueva firma lumínica LED que evoca a los tradicionales cuatro faros redondos. Al interior, la principal novedad es un display avanzado de asistencia de 7 pulgadas.

En el apartado mecánico, la versión 400R, que nada tiene que ver con el NISMO R33 400R de 1997, recurre a un motor a gasolina de 3.0 litros V6 twin-turbo (VR30DDTT) capaz de entregar 400 Hp y 450 lb-pie de torque. Según Nissan es el Skyline, no GT-R, más potente de la historia.

Por cierto, las versiones base cuentan con el mismo motor, pero con una potencia rebajada a sólo 300 Hp, así como una variante híbrida que al combinar un motor a gasolina con un eléctrico obtiene 359 caballos de fuerza. Como te darás cuenta, son prácticamente las mismas mecánicas que en este lado del Pacífico conocemos en el Infiniti Q50.

Otra mejora reside en la nueva Intelligent Dynamic Suspension (IDS), que brinda un control preciso de la suspensión con base en el tipo de manejo. A decir de Nissan, al reducir las vibraciones en la estructura del vehículo, se obtiene una excelente estabilidad operativa y confortable. También se menciona el Direct Adapting Steering (DAS) que minimiza cualquier tipo de sensación en la dirección del auto, resultando en mayor confort en su conducción en ciudad.

En el apartado tecnológico, la atención la capta el sistema ProPILOT 2.0 se integra al sistema de navegación del vehículo, que por vez primera permite una conducción sin manos cuando se trata de una vía de un solo carril.

Cuando el vehículo se aproxima a una línea divisoria, o cuando es posible rebasar a otro vehículo, determina el momento adecuado de hacer el movimiento o rebase en función de la información del sistema de navegación y la detección de 360 ​​grados. Se proporciona una guía visual y auditiva intuitiva al conductor, a quien se le pide que coloque ambas manos en el volante y confirme el inicio de estas operaciones con un interruptor.

Un sistema de monitoreo en la cabina confirma constantemente que la atención del conductor está en la carretera cuando ProPILOT 2.0 está en operación. Si el conductor falla a responder la alerta mientras conduce, el sistema emite una alerta visual y reduce la velocidad hasta detenerse por completo.

Por último, el nuevo Skyline ofrece una versión renovada del sistema NissanConnect. Las actualizaciones del mapa automático Over-The-Air (OTA) reducen el tiempo y esfuerzo requeridos para la utilización de mapas. El sistema ya integra una navegación de punto A a punto B que puede ser activada a través del smarphone del usuario. Las señales de audio y las notificaciones visuales alertan al conductor cuando la función de navegación está disponible.

Lo interesante del Nissan Skyline 2020 es que es casi un hecho que varias de sus mejoras pronto se integren en el Infiniti Q50, que al igual que su hermano, pronto debería renovarse. 

¿Qué opinas? Cuéntanos