Novedades

Ferdinand Piëch, otra leyenda en la industria del automóvil

Ferdinand Piëch ha escrito historia del automóvil, como gerente, ingeniero y emprendedor visionario.

Ferdinand Piëch, otra leyenda en la industria del automóvil

Por todo lo logrado dentro de la industria del automóvil, el nombre de Ferdinand Piëch se une a lista de personajes que se han convertido en leyendas en este mundo de las cuatro ruedas.

Nieto del célebre Ferdinand Porsche, este brillante y polémico ingeniero será recordado por ser uno de los hombres más importantes en la historia de Volkswagen. Dentro de la compañía, Piëch ocupó el cargo de presidente de Volkswagen, también fue CEO, desde 1993 hasta 2002.

Ya de joven, Ferdinand Piëch (derecha) era fanático de los automóviles, aquí con su primo Alexander y su abuelo Ferdinand Porsche.                                                                                                                                                                                   Ya de joven, Ferdinand Piëch (derecha) era fanático de los automóviles, aquí con su primo Alexander y su abuelo Ferdinand Porsche.

Su biografía

Hijo de Anton y Louise Piëch, Ferdinand Piëch nació el 17 de abril de 1937 en Viena, Austria. Su abuelo nada más que, Ferdinand Porsche (padre de Louise) conocido por ser el fundador de Porsche AG y por concebir un "auto popular" -por orden de Adolf Hitler-, que se conoció como el Volkswagen Beetle después de la Segunda Guerra Mundial.

Después de asistir al internado Lyceum Alpinum Zuoz en Suiza y obtener un título de ingeniería del Instituto Federal Suizo de Tecnología (ETH Zurich), Piëch comenzó a trabajar en Porsche, donde se se convirtió en gerente técnico y ayudó en el desarrollo del 906 a través del 917 (que le dio a Porsche su primera victoria en las 24 Horas de Le Mans en 1970 y 71).

                                                                                                                                                                                   En 1965, Piëch (camisa blanca) se convirtió en jefe del departamento de desarrollo de Porsche en Stuttgart-Zuffenhausen, donde desarrolló aún más el Porsche 911.

Piëch estuvo en Porsche hasta 1972 cuando se mudó a Audi y tres años después se convirtió en gerente de ingeniería tecnológica. Allí fue responsable de los conceptos del Audi 80 y 100. También impulsó el desarrollo del sistema integral en el Audi Quattro, el primer auto de rally en utilizar el sistema de tracción en las cuatro ruedas desde el cambio de la regla.

Después de aproximadamente 21 años en Audi, Piëch se convirtió en el presidente del Consejo de Administración de Volkswagen AG (VW), sucediendo a Carl Hahn. Asumió este cargo mientras la compañía estaba en problemas financieros, tres meses después de la quiebra. Gracias a su talento, este personaje fue capaz de cambiar el rumbo de la empresa y, relativamente rápido, incluso pudo traer a VW de vuelta a los mercados de América del Norte, algo con lo que su predecesor, Hahn, había luchado.

                                                                                                                                                                                   En 1999, Ferdinand Piëch presentó el Lupo 3L TDI en Gotemburgo, Suecia. El automóvil se destacó como el primer automóvil de producción del mundo con un consumo de combustible de menos de tres litros.

Como parte de la expansión de Volkswagen, Piëch permitió la compra de Lamborghini, Bentley y Bugatti en 1998, lo que llevó a automóviles como el Gallardo, el Continental GT y el Veyron 16.4. En 2002, dejó su puesto de dirección ejecutiva y comenzó a servir como presidente del Consejo de Supervisión de Volkswagen hasta 2015. En este puesto, pudo seguir influyendo en las diferentes marcas que absorbió a lo largo del tiempo.

Desgraciadamente, el lunes 26 de agosto de 2019, el ex jefe de Volkswagen y miembro de AHF, Ferdinand Piëch, falleció a los 82 años en un hospital de Rosenheim, después de sufrir un ataque al corazón mientras cenaba junto a su esposa en un restaurante de la ciudad bávara.

                                                                                                                                                                         

Ferdinand y Ursula Piëch fueron invitados habituales a la reunión de Wörthersee, aquí en 2013.

Por todas su aportaciones y conocimientos, Piëch siempre será recordado como un pilar en la industria automotriz, especialmente en Alemania, como alguien que revivió ese mercado por primera vez desde que su abuelo había diseñado el Beetle original. 

¿Qué opinas? Cuéntanos