Automovilismo

Chevrolet Corvette C8.R 2020, un glorioso auto de carreras

A tan solo unos pocos meses de lanzado, Chevrolet sorprende con la variante ideal para las carreras de resistencia.

Chevrolet Corvette C8.R 2020, un glorioso auto de carreras

Tras el lanzamiento del nuevo Corvette Stingray Convertible 2020 en el Centro Espacial Kennedy, Chevrolet retuvo a la gente un tiempo más para que se deleitaran con algo tanto o más deseable, el nuevo Corvette C8.R de competencia, el primer auto de carreras de Chevrolet con motor central de la categoría GTLM. Según declara la marca del corbatín, el C8.R y el Corvette Stingray presentan una transferencia de tecnología integral y evidente.

“El C8.R es mucho más que una versión modificada para carreras del Corvette Stingray 2020. Es la culminación de muchos años de pruebas y desarrollo entre GM Diseño, Propulsión, Ingeniería y el equipo Corvette de Carreras", dijo Jim Campbell, vicepresidente de rendimiento y automovilismo de Chevrolet en los Estados Unidos. "La colaboración entre estos equipos nos ha permitido llevar el rendimiento de estos vehículos al siguiente nivel, tanto en las calles como en la pista".

Con un tremendo éxito en la pista durante los últimos 20 años; Corvette Racing ha ayudado a impulsar el desarrollo, el rendimiento y la popularidad de los autos de alto rendimiento del Corvette en las pistas de carreras de todo el mundo.

Desde 1999, Corvette Racing ha ganado 107 carreras, el mayor número para cualquier equipo profesional de autos deportivos en América del Norte, incluyendo 13 campeonatos de equipo y 12 títulos de Piloto y Fabricante. En 2015, Corvette Racing se convirtió en el primer equipo de autos deportivos en 15 años en ganar la Triple Corona de las carreras de resistencia, o sea, victorias en Rolex 24 en Daytona, 12 Horas de Sebring y 24 Horas de Le Mans, todo en la misma temporada.

Sobre los modelos presentados, Chevrolet usará dos variantes distintas. El C8.R No. 4 se viste de plateado, inspirado en el color de algunos prototipos del Corvette como el Aerovette (1973) o el Stingray Racer (1959), aderezado con algunos acentos amarillos. Por otro lado, el auto No. 3 contará con un esquema de color amarillo tradicional con acentos plateados que continúa el linaje de los exitosos Corvettes de carreras GTLM de los últimos 20 años.

El C8.R hará su debut en la Rolex 24 (Daytona) en enero de 2020. Por ahora, la marca no ha declarado información sobre su potencia o sobre las características tecnológicas del auto. Pero de que luce muy bien, no quedan dudas.

¿Qué opinas? Cuéntanos