Autos ecológicos

Autos clásicos de Jaguar y Rolls-Royce son convertidos en eléctricos

Ya modificaron un Jaguar XK120 y un Rolls-Royce Phantom V

Autos clásicos de Jaguar y Rolls-Royce son convertidos en eléctricos

Lunaz Design, creada por el ingeniero británico David Lorenz y con sede Northamptonshire, Inglaterra está electrificando autos clásicos de ensueño como un Jaguar XK120 y un Rolls-Royce Phantom V (o si te interesan autos más terrenales Volkswagen lo está haciendo con el escarabajo).

Las conversiones de gasolina a eléctrico que realiza el taller, no se limita a sacar el motor e instalar un paquete de baterías. Al contrario, hay un elaborado trabajo de ingeniería detrás al momento de desarrollar un clásico, pues literal es encuerado hasta el metal para poder pesarlo y conocer la distribución de peso en cada esquina, posteriormente se desnuda hasta quedar sólo el chasis, el cual es escaneado en una imagen 3D, que servirá para que los diseñadores creen un tren motriz que sea fiel al desempeño dinámico del vehículo original. Todo el proceso de reconstrucción es supervisado por Jon Hilton, director de Lunaz Design, quien tiene con ocho años de experiencia en la Fórmula 1 y seis en Cosworth Engineering.

El Jaguar como el Rolls-Royce antes mencionados, emplean dos paquetes de baterías, uno debajo del cofre y otro debajo del piso de la cajuela. El Jaguar se alimenta de unas pilas de 80 kWh, que dan energía a dos motores eléctricos que combinados otorgan 375 Hp y 516 Lb-pie de torque, que es transmitida al eje trasero. Por su parte el Phantom V, usa una fuente de poder de 120 kWh, aunque la potencia no ha sido anunciada aún.

Mientras que el exterior como el interior de cada auto se mantiene intacto, Lunaz Design ajustó luces LED, así como llantas nuevas, una moderna suspensión, mejores frenos con regeneración de energía, una dirección actualizada entre otros elementos técnicos. En cuanto aspectos de seguridad adiciona control de crucero, de tracción, una pantalla de infoentretenimiento con navegación satelital y un hotspot de WiFi. A la hora de cargarlos, se utiliza la misma tapa que originalmente se usaba para llenarlos de combustible, para revelar entonces un socket de corriente alterna.

El costo de una conversión en el taller de Lunaz Design comienza en los $430,000 dólares; no está claro si esto incluye el auto a modificar o es todavía un costo aparte.

¿Qué opinas? Cuéntanos