Autos ecológicos

Mazda MX-30 tiene una versión de rango extendido con motor rotativo

Este SUV eléctrico ofrecerá más autonomía gracias a la gasolina.

Mazda MX-30 tiene una versión de rango extendido con motor rotativo

A unos meses del debut del MX-30, el primer auto eléctrico de Mazda, se ha conocido que una vez que salga a la venta, existirá una versión de rango extendido que viene acompañada de un motor de combustión.

Con el fin de aumentar la autonomía y hacerlo más práctico en los viajes por carretera, la versión con rango extendido del MX-30 emplea un motor a gasolina, en este caso se trata de un tipo Wankel -rotativo-, que funciona como generador de energía para cargar la batería de ion-litio.

De esta manera, una vez que la batería del SUV se queda sin la energía que almacenó al ser enchufado a una toma de corriente eléctrica, el motor de combustión entra en funcionamiento para convertirse en la fuente de poder del paquete de baterías.

En caso de agotar la gasolina del depósito, basta con pasar a una estación de gasolina para continuar con el recorrido. Esto permite que no se tenga que buscar una toma de corriente eléctrica y pasar varios minutos para que se cargue la batería.

Debido a que el motor rotativo es pequeño y no va enlazado a las ruedas, la capacidad de volumen del habitáculo o de la cajuela no se ve disminuida. Además de ello, el bloque casi no emite sonido y es sumamente ligero.

De acuerdo con la patente registrada por Mazda, el sistema de rango extendido del MX-30 tiene el motor rotativo en la parte delantera, mientras que un motor eléctrico está ubicado en el eje posterior.

Además, hay dos motores eléctricos en el eje delantero, uno en cada rueda, que extrae energía de un condensador. Todo esto permite que el SUV sea un vehículo con tracción en las cuatro ruedas, sin embargo, ahorra peso en comparación con otros sistemas All-Wheel Drive convencionales.

Otra de las innovaciones del sistema de rango extendido de Mazda, es que el sistema utiliza una pequeña batería de iones de litio de 3.5 kW que funciona a 48 volts y se carga a través del sistema de recuperación de energía.

En caso de que el conductor necesite energía adicional y el condensador no tenga suficiente energía para alimentar los motores eléctricos de las ruedas delanteras, entonces la batería se compromete a suministrarles electricidad.

Debido a la disposición de los motores eléctricos, el condensador y el motor de combustión interna, la caja de cambios se ubica en el eje trasero, lo que permite al vehículo tener una mejor distribución del peso.

No obstante que este sistema puede implementarse en cualquier tipo de motor de combustión interna, Mazda enfatiza que los motores rotativos son más adecuados para esta implementación, debido a sus dimensiones compactas.

Cuéntanos que opinas