Autos clásicos

Un dealer de Kia pone a la venta el Pontiac Banshee de John DeLorean

Se trata de un prototipo que de haberse producido hubiera sido un rival para el Mustang.

Un dealer de Kia pone a la venta el Pontiac Banshee de John DeLorean

Mucho antes que apareciera el Banshee de los 90´s, el cual adelantó el estilo que tomarían los Camaro y Firebird de cuarta generación, a mediados de la década de 1960 existió un modelo homónimo, cuya importancia es tal, que al día de hoy no es entendible el porqué no está si quiera contabilizado entre los mejores autos concepto de la historia.

Este fue propuesto en 1964 por un equipo de diseñadores de General Motors, el cual estaba encabezado por el mismísimo que John DeLorean. El objeto de su creación, es que tras ver el éxito del Ford Mustang la marca necesitaba con urgencia un rival, así que esta fue la primera respuesta.

Es inapeable, que se inspira en el Corvette C2, pero añadía un toque de frescura extra. Además, era ligeramente más pequeño e incluso pesaba 227 kg menos (la carrocería estaba construida en fibra de vidrio). La propuesta es que fuera impulsado por motores de seis y ocho cilindros, tal como su rival de Ford.

Sin duda, un rival de cuidado. Pero, el miedo de llevarlo a las líneas de producción no vino por parte de la firma del óvalo azul, sino de la propia GM, que vio en este auto una seria amenaza para el Corvette. Obviamente, no querían que un Pontiac se acercara o superara al modelo estrella de Chevrolet.

Pero la propuesta de este Pontiac era tan genial, que lo que hicieron fue retomar mucha de su filosofía para integrarla en el Corvette C3, la generación más longeva del deportivo estadounidense. Por su parte, la trasera, recuerda fuertemente a los primeros Firebird.

Ahora, muchos años después, volvemos a saber sobre el Pontiac Banshee XP-833 (su nombre completo) y es que por asares del destino, un concesionario KIA en Connecticut, Estados Unidos pone a la venta este automóvil a un increíble precio de $750,000 dólares (casi 18.5 millones de pesos mexicanos).

La unidad en cuestión se trata del único prototipo sobreviviente hasta nuestros días. Bajo el cofre, encontramos un motor de seis cilindros en línea de 230 pulgadas cúbicas (3.7 litros) que está acoplado a una transmisión manual de cuatro velocidades que envía la potencia a las ruedas traseras.  

Si por fuera, luce impecable y elegante. Puertas adentro es la misma situación. Pareciera que el tiempo no ha pasado por este Banshee que sólo cuenta con 2,410 km en el odómetro. Tal vez ya hayas deducido que este automóvil es completamente funcional

Estamos casi seguros que es con ello se convierte en el automóvil más caro que jamás será vendido en un concesionario KIA, y es que un K900 o un Stinger nuevos tienen una etiqueta muchísimo menor.

Cuéntanos que opinas