Tuning

Por fuera son Ferrari y Lamborghini, pero por dentro son Toyota

El encargado de las modificaciones, es un taller localizado en Tailandia.

Por fuera son Ferrari y Lamborghini, pero por dentro son Toyota

P.S. Modify es un pequeño taller de Tailandia que se dedica a realizar "réplicas" de famosos super coches; y aunque no son precisamente los modelos exactos, ni las prestaciones que ostentan las importantes marcas de deportivos, su encanto radica en su rareza, pues son modelos con diseños ostentosos, aunque con algunos problemas de identidad.

Resulta que una de las réplicas que toma como base al Toyota MR2, es transformado en un imponente “Ferrari LaFerrari”, incluso se pueden observar las prominentes pinzas de freno marca Brembo, de la que sinceramente dudo que sean piezas legítimas. Hasta aquí, todo en órden, pero cuando el interlocutor se acerca hacia el interior, podremos observar que el supuesto hipercoche híbrido del cavalino rampante se manipula mediante un volante de la marca Porsche, además de que esta interpretación de LaFerrari también tiene puertas de tijera estilo Lamborghini. ¿Ahora me entientes a que me refiero con problemas de identidad?

Otra de las réplicas toma a un Honda Prelude para transofrmarlo en un Ferrari F12 Berlinetta de color marron, y aunque la parte delantera imita muy bien a la del Ferrari F12, la parte trasera parece haber sido inspirada en un Lykan HyperSport.

La verdad es que adquirir uno de estos modelos únicos no es nada barato, pues se dice que la reiterpretación del Lamborghini Veneno Roadaster que aparece en la cinta y que toma el chasis de un MR2, está rondando los 36,000 dólares, que en absoluto se comparan con la estratosférica cantidad de 4.5 millones de dólares que cuesta el auténtico Veneno Roadster.

Pero ya no te vamos a spoilerear el video del recorrido por el taller que realizó CB Media, mejor dejaremos que deleites la pupila (o tal vez no), con estos impresionantes ejemplares.

Taller tailandés realiza réplicas de super coches

Cuéntanos que opinas