Novedades

Así inició la tradición de Porsche de entregar los autos a sus clientes en las fábricas

Hace siete décadas comenzó una historia de éxito sin precedentes.

Así inició la tradición de Porsche de entregar los autos a sus clientes en las fábricas

Aunque la práctica de Porsche de entregar los automóviles a ciertos de sus clientes en la fábrica de Zuffenhausen, Alemania, pareciera que inició hace algunos años, es toda una tradición que inició hace 70 años.

Esta rutina de ir por su Porsche nuevo a la planta de Porsche, inició el 26 de mayo de 1950, cuando el señor Ottomar Domnick, el primer cliente de la marca alemana, recogía su 356 en color plata en la fábrica de Zuffenhausen, Alemania.

Ser el primer cliente suponía un sueño hecho realidad para este especialista en neurología y psiquiatría. Ottomar Domnick tenía 43 años cuando recogió su Porsche en una ceremonia de entrega.

Antes del evento de entrega, el médico se subió al asiento del pasajero de su Porsche 356 junto al piloto Herbert Linge, que lo invitó a realizar la prueba final del vehículo. Posterior a ello, el primer cliente le fue entregado su vehículo ante la presencia de Ferry Porsche.

Décadas después de esta primera ceremonia, la entrega de los vehículos a los clientes continúa en las plantas de Alemania, recibiendo a unos 20 clientes por día. En 2019, un total de 2,500 propietarios pasaron por Zuffenhausen y casi 3,000 por Leipzig.

Como parte de su visita para llevarse el vehículo, los clientes tienen la oportunidad de entrar a la zona de ensamble para ver el proceso de fabricación de los vehículos. Además, la agenda incluye una una visita al Museo Porsche.

Hoy en día, los clientes se siguen acercando a las raíces de la marca en el momento que van a por su nuevo vehículo. En el año del 70 aniversario, también se ha entregado el primer Taycan a su comprador en la planta principal de Stuttgart-Zuffenhausen.

¿Qué opinas? Cuéntanos