Tuning

Toyota Supra by Liberty Walk: impresionante es poco

El reconocido fabricante japonés de bodykits, transforma al nuevo Supra en un auto muy agresivo y con una marcada influencia del mundo del motorsport.

Toyota Supra by Liberty Walk: impresionante es poco

Los trabajos de Liberty Walk, así como como los kits de TRA-Kyoto (Rocket Bunny, Pandem) o los de RWB tienen un común denominador que los ha hecho tendencia en el tuning de los últimos años. Esto tiene que ver con su diseño, el que toma muchas influencias de aquellos kits antiguos que se usaban en autos de competición. No por nada estos siempre llevan los pernos expuestos, siluetas que copian las líneas generales del auto o que persiguen un propósito más funcional, como perforaciones en el frontal o extractores de aire. Cualquier auto que los lleva, inmediatamente parece un auto de carreras llevado a la calle, más que un concept car de líneas extravagantes.

Claro que, en la época de los bosozoku y las carreras callejeras japonesas, tomaron parte de esta influencia y la adaptaron a su cultura, con "ensanches" aún más agresivos, supresión de fascias, entre otros. Era un trabajo más artesanal y ligado a una "remodelación" que a derechamente modificar por completo el estilo del auto como en kits más modernos.

Volviendo a Liberty Walk, en ese mismo tenor, liberaron recientemente un espectacular kit estético para el nuevo Toyota Supra A90, el que le agrega musculatura y presencia a su diseño. En el frente, el trabajo de diseño contempla un spoiler curvo, dos canards a cada lado de la fascia y salpicaderas ensanchadas, aunque estos no cubren por completo las ruedas, para un look más futurista.

Las salpicaderas traseras, siguen el mismo estilo de los delanteros, muy anchos y con pernos visibles, pero en la parte trasera si cuentan con un par de salidas de aire. Remata el conjunto, faldones bajo las puertas, modificaciones al difusor trasero y un enorme alerón que nos recuerda mucho a los autos del Turismo Japonés (JGTC). Opcionalmente, puedes equipar un cofre aligerado con dos tomas de aire superiores.

Liberty Walk fabrica estos kits en dos materiales, plástico reforzado con fibra de vidrio o plástico reforzado con fibra de carbono. Este último material es usado en muchos autos deportivos, siendo impulsado principalmente por BMW. Los precios van desde los $14,850 dólares hasta casi $20,000 dólares. No es barato, pero te aseguras una buena calidad, el estilo y por sobretodo, el cache que implica estar llevando un kit de Liberty Walk.

Cuéntanos que opinas