Industria

Con la reaparición del Bronco, una vez más, Ford le declara la guerra a Jeep

El renacido 4x4 de Ford parece, al menos en el papel un formidable rival para el Wrangler

Con la reaparición del Bronco, una vez más, Ford le declara la guerra a Jeep

La primera vez que escuché hablar de la Ford Bronco fue ya al final de su vida, cuando en 1996 el ex actor y ex jugador de futbol americano OJ Simpson apareció en la televisión intentando escapar de la policía a alta velocidad por los “freeways” de Los Ángeles.

Ese justo fue el último año de producción de un 4x4 que nació prácticamente junto con el Mustang a mediados de los años 60. Fue cuando la Bronco se rindió dejando a su mayor y eterno rival, el Jeep Wrangler, todo el mercado de los aventureros en Norteamérica y en prácticamente todo el mundo. Pero ese Wrangler, que se mantiene vivo desde 1941, ya puso sus barbas a remojar con el arribo del 4x4 de Ford. Y vaya que tiene motivos para estar preocupado.

Como se vendía únicamente en Estados Unidos y Canadá, en Brasil pocos sabíamos de la Bronco en una época aún no globalizada y sin internet, es decir, de los 80 hacia atrás. Incluso para México la Bronco era una especie de bicho raro, que llegaba importada casi siempre ilegalmente, con sabor a chocolate.

Otros convertían las pickups de Ford en una especie de Bronco. Pero sea por OJ Simpson, por la belleza simple de su diseño original o aún por sus capacidades fuera del asfalto, la Bronco no necesitó ser vendida aquí para que muchos la conocieran y estuvieran esperando la llegada de su nueva generación hasta con cierta ansiedad. Su revelación no decepcionó.

Primero porque el diseño estilo “retro” fue muy bien resuelto y ayudará en la tarea de relanzamiento del producto. Segundo porque no es un solo vehículo, sino una familia que ofrece las capacidades de un todo-terreno radical con Bronco dos puertas, la diversión para la familia con la de cuatro puertas o la Sport, que será mucho más usada para vencer topes y camellones que para otra cosa, pero también podrá salir eventualmente del asfalto. Además, esta última será producida en Hermosillo, lo que agradecemos todos en México.

¿Mejor que el Jeep Wrangler?

Diseñada más recientemente, Ford tuvo tiempo para desarrollar la Bronco tomando como ejemplo el líder indiscutible de un segmento casi despoblado: el Jeep Wrangler. Y no es fácil hacer algo mejor que el buque insignia de Jeep. Por lo mismo hubo que tomar algunas decisiones importantes.

Probablemente la principal de ellas sea la adopción de una suspensión delantera independiente, lo que le deja a su rival Wrangler mantenerse superior en el manejo sobre rocas, debido a su mayor recorrido de la suspensión, pero la Bronco es mucho más fácilmente controlable en carretera y capaz de mayores velocidades sobre la tierra, recordando las victorias que su antecesora obtuvo en la Baja 1000. Convengamos, hay mucho más gente que usará la Bronco para ciudad y carretera que para subir a montañas rocosas. Ford se fue con esa mayoría.

En los demás puntos todas las ventajas parecen estar del lado de Ford. Sus dos motores tienen más torque. Hay tecnologías de vanguardia y tan importantes como cámaras que muestran lo que va adelante de cada rueda. También hay detalles superfluos pero agradables, como una barra en el tablero en el que se puede conectar una cámara de acción y hasta un útil abridor de botellas, para que los ocupantes puedan destapar su cerveza al llegar al destino final.

En EUA el Wrangler ofrece un motor diesel con más torque y autonomía, lo que es muy importante en lugares donde no suele haber estaciones de servicio, pero para México no es así.

La Ford tiene mejor ángulo de salida y ventral (debido a que es cerca de 2.5 centímetros más alta con relación al piso), pero queda un poco abajo en ángulo de entrada. Las versiones con motor mayor, de 2.7 litros y 310 libras-pie, contarán con caja automática de 10 velocidades y siete modos de manejo, contra ocho cambios y ninguna opción de modo de manejo en el Jeep. También habrá caja manual en la básica.

Sí, la Bronco parece haber sido bien pensada, diseñada y ejecutada, pero necesitamos primero manejarla para ver si en la práctica la teoría se confirma. Falta también vencer al Jeep en ventas, lo que no es nada fácil debido a su historia, abolengo y tradición, que no se borrarán de la mente del consumidor solo por la llegada de un nuevo rival, por mejor preparado que éste sea.

Pero no hay que olvidar que exactamente el mismo día del lanzamiento de la nueva Bronco, Jeep reveló el Wrangler Rubicon 392 Concept con un V8 Hemi, que no tengan duda, está más que listo para ser producido. Haberlo hecho en esa fecha fue una clara demostración de que por más liderazgo que tenga, Jeep está preocupada por el arribo de Bronco. Por lo que vimos en la presentación de la nueva Ford, Jeep hace muy bien en preocuparse, pero hará mejor en ponerse las pilas, controlar sus costos de producción y prepararse para revertir algunas de las virtudes que el renovado viejo rival, ya mostró tener.

Cuéntanos que opinas