Tuning

Aviar R67 es la fusión de un Mustang 1967 y un Tesla Model S

Por fuera, es un auto clásico, pero por dentro y su desempeño es altamente sofisticado.

Aviar R67 es la fusión de un Mustang 1967 y un Tesla Model S

Es tal la popularidad de la movilidad eléctrica que hasta los talleres de tuning y restauración están sumándose a la tendencia desarrollando proyectos cero emisiones.

Esta predisposición esta haciendo que los tuners que acostumbran a poner motores modernos y poderosos en autos clásicos sea por medio de la electricidad para ponerse al día.

Tal vez para algunos esta usanza es un sacrilegio, sin embargo, la capacidad de aceleración no tiene comparación alguna.

Uno de los proyectos más recientes y espectaculares de convertir un auto vintage en uno eléctrico, es este Mustang Fastback 1967 creado por Aviar Motors Russian.

Aunque no es el primer auto clásico o Mustang que es convertido en eléctrico, lo interesante de este muscle car bautizado como R67 es que toma el sistema eléctrico y otros componentes del Tesla Model S.

Para hacer una transformación total del vehículo, el tuner ruso desarrolló un chasis de composite y aluminio con el objetivo de aumentar la rigidez y la seguridad.

Encima de este nuevo bastidor, el Mustang recibió una carrocería fabricada totalmente de fibra de carbono para aumentar aún más la ligereza y con ello mejorar la capacidad de aceleración.

Como parte de la restauración exterior, el cuerpo fue dotado de trazos y elementos que le permiten optimizar el estilo y la aerodinámica. Sin duda lo que más llama la atención es el spoiler que cambia de posición según la velocidad.

Este nuevo look va acompañado de un set de rines de aluminio de 20 pulgadas, los neumáticos de alto desempeño -245/40R20 delante y 305/30R20 atrás-, los grupos ópticos de LED, así como las molduras y defensas cromadas.

Además de tomar la batería, los motores y caja de cambios del Tesla Model S, este Mustang de Aviar Motors Russian también acomoda la suspensión adaptiva, que, además de modificar la rigidez, puede variar la elevación de la carrocería.

No obstante que todo lo anterior es sobresaliente, la cantidad de poder y el desempeño lo es aún más. Por medio de dos motores eléctricos -lo que convierten en un auto de tracción total-, este R67 registra 840 hp, que llevados a la acción le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en solo 2.2 segundos. La velocidad máxima es de 250 km/h debido a que está limitada electrónicamente.

Este performance es acompañado de un sistema de frenos de alto desempeño, control de estabilidad y tracción, y un sistema de audio externo que simula el funcionamiento del motor y el sistema de escape del legendario Shelby GT500.

Donde este Mustang también muestra señales del Tesla Model S es en el interior creado para dos pasajeros. Equipa el mismo sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil de 17.0 pulgadas con navegación por satélite, sistema de audio de 11 bocinas, entrada y arranque sin llave, iluminación interior ambiental LED, control de clima de doble zona y techo corredizo panorámico.

Ya por último, este Mustang eléctrico ocupa del Tesla la batería de 100 kWh con autonomía de 500 kilómetros y el sistema de conducción semiautónoma.

Cuéntanos que opinas