Novedades

Hennessey Venom F5: con más de 1,800 hp, es un verdadero hypercar

Finalmente, Hennessey revela al mundo la versión que podrás comprar del Venom F5, eso claro, si tienes 2.1 millones de dólares para invertir.

Hennessey Venom F5: con más de 1,800 hp, es un verdadero hypercar

Si miras en las notas destacadas más abajo, sabrás que al Venom F5 lo venimos siguiendo desde el 2017. En ese entonces era solo un prototipo de desarrollo, prácticamente una maqueta. Pero ayer, Hennessey presentó al mundo las primeras imágenes oficiales de su feroz hiperdeportivo, uno que buscará medirse con modelos de la talla de Koenigsegg, SSC y todos estos fabricantes "boutique" de superexoticos, todos sedientos por superar la plusmarca de las 300 millas por hora.

De Silverstone a Texas

Hennessey no es una empresa tan pequeña. No es la división de tuning la que está a cargo de este proyecto, sino que el departamento de vehículos especiales (HSV, Hennessey Special Vehicles). El VIN 01, que es el auto azul de las fotos, fue fabricado en Silverstone y viajará hasta los cuarteles de Hennessey en Texas para completar sus calibraciones finales antes de que sea entregado a su nuevo dueño en Montana.

Del Venom F5, se fabricarán 24 unidades, todas exactamente iguales, con excepción del color, acabados de fibra de carbono expuesto (un costoso opcional de 300 mil dólares) y otros detalles, pero el resto, es idéntico. Ya hay 12 unidades comprometidas, de las cuales 8 se quedarán en Norteamérica. Y aunque es un auto legal, es de producción limitada y como tal, por sus características, solo puede ser adquirido con el permiso llamado "Show & Display", o sea, como un vehículo de exhibición. Así que olvídate de verlo en las calles como podría ser un Bugatti o un Pagani.

Y no solo necesitas el dinero, también paciencia, ya que una unidad puede tardarse entre 9 a 12 meses en ser fabricada. La idea de Hennessey es entregar 8 unidades al menos el 2021.

La tracción es el límite

Como sabemos, el F5 (que debe su nombre a la escala Fujita de medición de tornados, F5 es el más fuerte, con velocidades de hasta 512 km/h) es impulsado por un poderoso motor Fury V8 de 6.6 litros biturbo. Este es un motor pushrod, a la antigua, para mantener la herencia americana, pero desarrolla un máximo de 1,817 Hp y 1,193 libras-pie de torque. Se asocia a una caja pilotada de 7 velocidades y puede alcanzar las 8.500 RPM en el tacómetro, pero esta capado en 300 RPM para su uso normal. Los turbocargadores son por rodamiento y llevan carcasas de titanio impresas en 3D con turbinas forjadas de una sola pieza de aluminio. La linea de escape es de acero inoxidable e Inconel, pero tratada con un polímero cerámico (Cerakote) para evitar incendios por exceso de calor.

John Hennessey, el mismísimo presidente de la empresa, declaró al medio Motor Authority que la potencia máxima solo se obtiene cuando pones el modo F5 de manejo. Y, aun así, la potencia completa se libera solamente si has pasado los 225 km/h, porque es cuando el auto tiene tracción suficiente como para que esa potencia sea útil. Y ojo, que para que Hennessey desbloquee el modo F5 en el Venom, tienes que hacer un curso de manejo en Texas con los instructores de Hennessey, cuyo valor también viene integrado en el costo del auto.

Aparte del feroz modo F5, también hay otros modos de manejo: Sport, Wet, Track y Drag, los que, tal como en cualquier auto con modos de manejo, actúa sobre la dirección, transmisión, frenos, controles de tracción y estabilidad.

Con todo, Hennessey cree que el Venom F5 debería alcanzar los 100 km/h en 2,6 segundos, los 300 km/h en 8,4 segundos y los 400 km/h en 15,5 segundos, con una velocidad final que debería superar ampliamente los 500 km/h. La marca realizará pruebas en un centro de aterrizaje de la NASA... o lo que alcancen, si es que la recta les queda corta.

Diseño y Chasis

El diseño del F5 es más un ejercicio de función que de forma, así que puedes perdonarlos si es que ves líneas de diseño inspiradas en Ferrari o McLaren. Por 100.000 dólares más, puedes pedir el paquete Track, con un bodykit más agresivo que se puede instalar a mano en el F5.

La estructura principal, es una celda monocasco de fibra de carbono, la que apenas pesa 86 kilos. El chasis se completa con coilovers Penske en las cuatro esquinas, dirección de asistencia eléctrica, llantas de aluminio forjado de 19 y 20 pulgadas que calzan neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 y frenos de disco carbono-cerámicos. Con todo, el Venom F5 marca 1.360 kg en la balanza.

Un jet de lujo

El interior, está pensado en la velocidad. A 500 km/h no tendrás tiempo de poner tu playlist favorita, pero, aun así, el F5 tiene un sistema multimedia Alpine con Apple Carplay/Android Auto, un volante de competencia y el resto, solo acabados de fibra de carbono y cuero. Olvídate de adornos, espacios portaobjetos o botones complejos. De hecho, por lo que sabemos, ni siquiera tiene Airbags. 

¿El resto? Mejor míralo en video y en las fotos a continuación.

Hennessey Venom F5 Global Production Car Unveiling

Cuéntanos que opinas