Autos ecológicos

Bentley Continental Flying Spur 1961 por Lunaz: un auto clásico que deja el pasado por el futuro

Este auto vale nada ni nada menos que 10 millones de pesos.

Bentley Continental Flying Spur 1961 por Lunaz: un auto clásico que deja el pasado por el futuro

Es tal la popularidad que está teniendo la movilidad eléctrica, que hasta los autos clásicos están convirtiéndose en cero emisiones al momento de ser restaurados.

Aunque para muchos dotar de un sistema eléctrico a un vehículo vintage es un sacrilegio, primero, porque no está llevando el motor original; y en segundo, por llevar un motor eléctrico.

Como sea, es un hecho que la practicidad que brindan los sistemas eléctricos a cualquier tipo de vehículo, simplifica las cosas, ya que contiene menos piezas que motor a combustión.

En el caso de los autos clásicos, esto simplifica la tarea y los costos, ya que no se tienen que estar buscando o rehaciendo las piezas originales.

Quien ha logrado fama combinando el pasado con el futuro, que, a estas alturas, es presente, es Lunaz, taller inglés establecido en 2019, que se enfoca a convertir autos clásicos en vehículos totalmente eléctricos.

Dentro de su catalogo es posible ver conversiones de Rolls-Royce, Land Rover, Jaguar y Bentley. De esta última marca, ahora está disponible el majestuoso convirtiendo el Continental Flying Spur 1961.

Sin comprometer el diseño de la carrocería, Lunaz restaura cada vehículo con las modernas tecnologías, como el caso del escaneado con láser para garantizar la perfección técnica en cada etapa del proceso.

Así, las habilidades tradicionales de construcción y restauración de carrocerías se combinan con técnicas de fabricación de vanguardia para crear automóviles que combinan la estética clásica con la usabilidad y confiabilidad de su equivalente moderno.

Ya con una carrocería perfecta, el Continental Flying Spur 1961 de Lunaz se deshace del tren de rodaje original compuesto por el V8 de 6.2 litros, para recibir un sistema eléctrico.

Este conjunto contiene un motor eléctrico capaz de generar una potencia de 375 hp y 516 libras-pie de torque, así como una batería con una capacidad de 80 y 120 kW, y una autonomía de más de 400 kilómetros.

Además de esta conversión en el motor, este Continental Flying Spur 1961 como los demás autos de Lunaz se benefician de dirección asistida, frenos de alto desempeño, una nueva suspensión, aire acondicionado y un sistema de información y entretenimiento, con Apple Car Play.

Finalmente, Lunaz informa que la conversión del Bentley Continental Flying Spur eléctrico cuesta 350,000 libras, que son 10 millones de pesos al tipo de cambio actual.

Cuéntanos que opinas