Autos ecológicos

FIAT Topolino reencarna en forma de microcoche eléctrico

El Topolino EV es el primo italiano del Citroën Ami.

FIAT Topolino reencarna en forma de microcoche eléctrico

FIAT tiene una rica historia en cuanto a vehículos urbanos se trata. Su apogeo en la segunda mitad del Siglo XX tuvo mucho que ver con interpretar a la perfección las necesidades de movilidad de la clase media, con vehículos urbanos de reducidas dimensiones, bajo consumo y mucha practicidad.

Uno de los vehículos que dejó su nombre marcado a fuego en la historia de la marca y la industria fue el FIAT 500, también apodado como Fito, Fitito o más comúnmente Topolino, que es el nombre que le dieron al célebre ratón Mickey Mouse en Italia. El 500 como tal comenzó a producirse en 1935, pero la versión más popular fue su nueva generación, fabricada entre 1957 a 1975, con casi 4 millones de unidades producidas.

La versión producida entre 1950 y 1955 comparte asfalto con la nueva generación del 500 lanzada en 1957.

FIAT ya tiene hace tiempo una versión modernizada del 500, del que hasta ha lanzado versiones eléctricas. Pero ahora, dá un paso más en la búsqueda de tocar la nostalgia y lanza el Topolino, un microcoche (que en realidad, legalmente es un cuatriciclo) eléctrico y completamente urbano, hermanado con otro modelo del Grupo Stellantis, el Citroën Ami.

El FIAT Topolino EV se inspira en el Topolino original y adopta faros redondos, una capota de lona, ​​cubiertas de ruedas de estilo retro, se despoja de las ventanas laterales y cuenta con elegantes cuerdas en lugar de puertas. Además repite parte de la tapicería en el salpicadero, así como el acolchado de color claro en los asientos.

El FIAT 500 Topolino original.

La marca presentó el modelo pero no quiso entrar en detalles técnicos, pero podemos suponer que compartirá motorización con su hermano de Citroën, compartiendo el motor eléctrico de 8 HP y la batería de iones de litio de 5,5 kWh, que le permite una velocidad máxima limitada de 45 km/h y una autonomía de 70 Km. Suena poco, pero para la ciudad está bastante bien y si lo comparamos con un monopatín eléctrico, aquí tenemos techo y bastante mas estilo.

Estas especificaciones tampoco son casualidad, en Europa este vehículo no quedaría catalogado como automóvil, sino como cuatricilo, por lo que en algunos países del Viejo Continente personas adolescentes pueden conducir legalmente cuatriciclos pesados ​​a partir de los 14 o 16 años, según la legislación local.

El FIAT Topolino está apuntado a un público muy joven, pero con buena conciencia del pasado glorioso de la marca. Su lanzamiento comercial es inminente y seguramente tendremos en breve más detalles de sus especificaciones, precios y mercados donde se comercializará.

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuentanos que opinas