Novedades

Mercedes-Benz SLR McLaren, un ícono que cumple 20 años

Esta colaboración entre ambos fabricantes ofreció alta tecnología de Fórmula 1 en un deportivo de uso diario.

Mercedes-Benz SLR McLaren, un ícono que cumple 20 años

En septiembre próximo se cumplen 20 años desde que en el Salón de Frankfurt 2003 se presentó el Mercedes-Benz SLR McLaren, un súper GT que unió la tecnología de fibra de carbono derivada de la F1 con la usabilidad de un deportivo para el día a día y claro, los lujos de una marca como Mercedes-Benz.

El modelo nacido de la colaboración entre McLaren y Mercedes-Benz fue el primer automóvil que se ensambló en el Centro Tecnológico de McLaren en Woking, y desde mediados de 2004 hasta fines de 2009 se fabricaron más de 2.000 unidades de todas sus versiones. 

La idea de aglutinar fuerzas provino de la exitosa asociación para la F1 entre McLaren y Mercedes-Benz, que durante una década y media, entre 1995 y 2009, derivó en cuatro campeonatos mundiales: uno de constructores en 1998, y tres de pilotos en 1998, 1999 y 2008. 

El proyecto denominado "Project 7" se anunció en el Gran Premio Británico de 1999 en Silverstone, pocos meses después de que en el Salón de Detroit se presentara el concepto Mercedes-Benz SLR Vision. El primer prototipo fue construido por un equipo de ex mecánicos de McLaren, antes de sumar al equipo principal que llevaría el auto a las calles.

El SLR fue el primer modelo de producción en utilizar características de construcción de los autos de la Fórmula 1. Utilizaba un chasis monocasco de fibra de carbono similar al McLaren F1 de los años 90, con protecciones antichoque del mismo material compuesto, y los subchasis delantero y trasero con los soportes del motor fabricados en aluminio. La carrocería también es de fibra de carbono.

También fue uno de los primeros modelos de calle en utilizar la aerodinámica activa, gracias a un alerón adaptativo que proporciona carga aerodinámica adicional a velocidades superiores a 95 km/h, y que también funciona como un freno de aire para aumentar la resistencia aerodinámica. El diseño fue mejorado en el túnel de viento de McLaren, que permitió, por ejemplo, incluir un piso plano, mover los escapes hacia el lateral (por detrás del eje delantero), y sumar un difusor trasero de seis elementos, entre otros.

El motor en posición central delantero era de origen AMG, un V8 sobrealimentado de 5,5 litros que producía 626 Hp y 780 Nm de par, acoplado a una transmisión automática de cinco velocidades que enviaba el par al eje posterior. La aceleración de 0 a 100 km/h era de 3,8 segundos, con una velocidad máxima de 335 km/hora.

El Mercedes-Benz SLR McLaren fue vendido en varias versiones especiales. La más conocida fue la 722 Edition Coupe de 2006, un tributo a Sir Stirling Moss y su histórica victoria en la Mille Miglia de 1955 con su Mercedes-Benz 300 SLR con el número 722.

Esta versión ofrecía 650 Hp y 800 Nm, así como nuevos elementos de fibra de carbono, mejoras en la suspensión y nuevos frenos. Se produjeron 150 autos, más otros 150 del 722 Edition Roadster, con techo de tela plegable, con otros 150 unidades disponibles.

La versión final del Mercedes-Benz SLR McLaren fue el SLR Stirling Moss Edition, un roadster descapotable que usaba el mismo V8 de 5.5 litros de 650 Hp, pero con una carrocería rediseñada tomando como inspiración 300 SLR de 1955. Solo 75 autos fueron fabricados.

Desde 2019, la división McLaren Special Operations (MSO) ofrece un paquete integral de actualizaciones, con un nuevo paquete aerodinámico combinado con medidas de ahorro de peso y nuevos detalles de lujo, como tapicería de cuero acolchado especial.

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas