Industria

Opel celebra 125 años produciendo automóviles

Durante este período, de las líneas de producción de la marca han salido más de 75 millones de vehículos.

Opel celebra 125 años produciendo automóviles

El 21 de enero de 1899, la entonces fábrica alemana de máquinas de coser y bicicletas Opel, con sede en Rüsselsheim, firmó un contrato con el cerrajero Friedrich Lutzmann para comprar Motorwagenfabrik, una fábrica de automóviles, lo cual se convirtió en el punto de partida para la producción de automóviles en Opel.

Desde entonces, las plantas de producción de la marca en toda Europa han surtido a los compradores más de 75 millones de vehículos.

"Al igual que Opel hace 125 años, ahora estamos en el comienzo de una nueva era. En aquel entonces, la empresa se convirtió en pionera al entrar en la era del automóvil. Hoy en día, Opel es un pionero eléctrico, el cual ofrece una movilidad individual libre de emisiones locales y también es adecuado para el uso diario", señala Florian Huettl, CEO de Opel.

De la máquina de coser al mundo automotor

La historia de Opel inició en 1862, cuando Adam Opel construyó su primera máquina de coser, con lo que estableció las bases de su exitosa empresa. Años después, la empresa decidió incursionar en la movilidad y en 1886 construyó su primera bicicleta, llegando a convertirse en uno de los mayores fabricantes del mundo.

Dos años después de la muerte de su padre, en 1895, los sueños y expectativas de los hermanos Fritz y Wilhelm Opel se ampliaron cuando visitaron en Berlín el primer Salón del Automóvil de Alemania, pues allí conocieron a Friedrich Lutzmann, un maestro cerrajero que producía automóviles desde 1894.

Convencidos de la experiencia de Lutzmann, los hermanos Opel compraron dicha empresa en 1899, cuyos empleados y maquinaria se acomodaron en las instalaciones de Rüsselsheim, las cuales se reacondicionaron para producir autos.

La adquisición de la producción y las patentes de Lutzmann le permitió a Opel adquirir, casi que de inmediato, años de experiencia en la construcción de vehículos a motor. Desde entonces, los vehículos Opel demostraron su calidad en Europa y luego en todo el mundo. El Opel-Patentmotorwagen System Lutzmann fue el primer modelo en salir de la línea de producción de la marca. 

Bajo la filosofía de realizar una producción lo más eficiente posible para que los automóviles tuvieran un precio accesible, Opel rápidamente adoptó, en 1924, la cadena de montaje en su fábrica, lo que lo convirtió en el primer fabricante alemán en apadrinar esta técnica de producción. De ahí que el Opel 4/12 CV “Laubfrosch” y, posteriormente, de todas las variantes del Opel 4 CV, que se convirtieran en un éxito de ventas.

Para la década de 1930, la empresa alemana producía automóviles económicos y de avanzada tecnología como el Opel P4 y el Kadett. Con el paso de los años, los vehículos de la marca no sólo fueron reconocidos por su bajo costo, sino también por su alta ingeniería.

Al igual que otras compañías, Opel también jugó un papel fundamental en el período de reconstrucción y recuperación económica alemán tras la Guerra Mundial gracias a las ventas del Kadett, el Rekord y el Kapitän. Posterior a ello llegaron modelos como el GT, el Manta y el Monza, que también catapultaron los ingresos de la compañía. Vale destacar que todo este periodo se realizó bajo el mando de General Motors, quienes estaban a cargo de la empresa. Durante muchisimo tiempo, Opel fue practicamente la cara del fabricante americano en suelo europeo.

Opel pertenece al conglomerado Stellantis tras ser adquirido por PSA a inicios de 2017. Actualmente, la planta de Rüsselsheim es una de las fábricas de autos más modernas del mundo y tiene una capacidad de producción anual de 180.000 vehículos.

Elkin Chávez recomienda

Cuentanos que opinas