Novedades

Chrysler y NHTSA llegan a un acuerdo

Resuelven sus diferencias sobre el llamado a revisión para dos modelos de Jeep en EE.UU.

Chrysler y NHTSA llegan a un acuerdo

Después de que la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) le solicitara a Grupo Chrysler realizar un recall a los vehículos Jeep Grand Cherokee 1993-2004 y Jeep Liberty 2002-2007 por un posible problema con el tanque de combustible que los hace propensos a incendiarse, ambas firmas llegaron a un acuerdo.

Como resultado la marca estadounidense llevará a cabo una campaña voluntaria para los modelos mencionados donde se realizará una inspección visual del vehículo, y de ser necesario se proporcionará una mejora a la estructura trasera del vehículo para limitar la fuerza de un impacto en colisiones de baja velocidad, dado que el tanque está situado detrás del eje trasero.

Grupo Chrysler hizo un análisis de datos y reporta que estos vehículos no presentan defectos por lo que se encuentran entre los más seguros dentro de su grupo, aunque reconoce la preocupación de sus clientes por lo que tomará medidas adicionales para complementar la seguridad actual de los modelos en coordinación con la NHTSA.

Este recall podría afectar a 2.7 millones de unidades de estos modelos.

Cuéntanos que opinas