Novedades

Última unidad del Mitsubishi Lancer Evolution Final Edition fue vendida en $76,400 dólares

Esta edición especial dice adiós al emblemático sedán

Última unidad del Mitsubishi Lancer Evolution Final Edition fue vendida en $76,400 dólares

Después estar a la venta por una semana en eBay, la última unidad del Mitsubishi Lancer Evolution Final Edition fue subastada en $76,400 dólares, poco más del doble de su valor original de $37,995 dólares

Cabe mencionar que cada dólar recaudado por la venta de esta emblemática edición especial con la que la marca japonesa dice adiós a 10 generaciones de este deportivo serán destinados a las organizaciones Feeding America Riverside | San Bernardino y Second Harvest Food Bank de Orange County. Así que en total, ambas fundaciones recibrirán $122,600 dólares, debido a que la primer unidad fue subastada en $46,200 dólares.

Tomando como base la versión GSR del Lancer, cada una de las 1,600 unidades del Final Edition se distingue por los toques estéticos del interior y exterior. En el caso de la unidad a subasta luce una carrocería en color blanco que contrasta con el negro impuesto en el techo, parachoques y entradas de aire laterales y del capó. Asimismo, este tono marca diferencia en los rines de aluminio.

Del interior sobresalen los asientos Recaro, las costuras en color rojo de la tapicería de los asientos, palanca de cambios, volante, frenos de mano, tapetes y asientos. También se distingue por el color negro del techo, pilares y parasoles, así como la placa que lo identifica como una edición especial.

Mecánicamente, el Mitsubishi Lancer Evolution Final Edition son accionadas por un cuatro cilindros turbo de 2.0 litros que combinado con una transmisión manual de cinco relaciones ofrece una potencia de 303 hp a 6,500 rpm y un torque de 305 libras-pie a 4,000 rpm a ambos ejes por medio del sistema Super All-Wheel Control. Este poder es complementado por un sistema de frenos Brembo, amortiguadores Bilstein y resortes Eibach.

Luis Hernández recomienda

Cuentanos que opinas