Novedades

McLaren abre un centro de servicio para el F1 en América del Norte

Este taller está dedicado a uno de los autos más rápidos de la historia

McLaren abre un centro de servicio para el F1 en América del Norte

Dado que Estados Unidos es uno de los principales mercados para McLaren Automotive, el fabricante de súper autos ha abierto un Centro de Servicio en Pennsylvania.

Oficialmente denominada como North American McLaren F1 Service Center, esta nueva instalación está dedicada a ofrecer mantenimiento y servicio a los McLaren F1 que habitan en América del Norte. Igualmente, este centro de servicio es una de las dos instalaciones de servicio autorizadas fuera del McLaren Special Operations (MSO) ubicado en Woking, Reino Unido.

Operado por el distribuidor McLaren Philadelphia, las instalaciones y el personal ofrece el mismo servicio prestado por MSO. De tal manera que los F1 pueden recibir desde un mantenimiento básico hasta actualizaciones completas del sistema e incluso renovaciones importantes. Tras la apertura de este centro, la empresa tiene planeado otra instalación similar en la costa oeste de los Estados Unidos.

Un dato muy importante sobre el F1 es que aunque McLaren nunca importó este súper auto de manera oficial a Estados Unidos, todo indica que al día de hoy existen más de 20 unidades en Norteamérica. Esto quiere decir que casi una quinta parte de los F1 construidos durante la década de 1990 habitan en esta región del mundo.

Como recordaremos, el McLaren F1 que tuvo una producción limitada de 106 unidades fue un auto rompe récords por lo que es uno de los automóviles más exclusivos del mundo al día de hoy. Gracias a su V12 de 6.1 litros productor de 620 hp y 479 libras-pie de torque y su aerodinámica y ligera -2,509 libras (1,138 kilogramos)- carrocería, en 1993 pudo ser el auto de producción más rápido del mundo al registrar una velocidad máxima de 231 mph (371.67 km/h). Otras de las cifras que muestran el alto desempeño de este deportivo inglés es la aceleración de 0 a 62 mph (100 km/h) en 3.3 segundos y los 11.1 segundos que requiere para completar el cuarto de milla a una velocidad de 138 mph (222 km/h).

Si bien, el récord del auto más rápido del mundo que obtuvo el F1 fue derrocado, al día de hoy este McLaren tiene el título del auto homologado para la calle de aspiración natural más rápido jamás construido.

Cuéntanos que opinas