Novedades

Volkswagen Jetta y sus siete generaciones

Una historia que comienza con el Atlantic y se extiende hasta el nuevo Jetta MK7.

Volkswagen Jetta y sus siete generaciones

Tal vez no tenga el mismo reconocimiento que otros modelos de Volkswagen han recibido a nivel mundial, como el Golf o el mismísimo Vocho, pero sin duda, el Jetta ha sabido hacerse un hueco en algunos mercados, como el mexicano, donde se ha convertido en un modelo entrañable y de gran tradición.

Pues bien, con el pretexto del debut internacional de la séptima generación de este sedán compacto durante el Auto Show de Detroit 2018, vale la pena recordar como ha sido su evolución a lo largo del tiempo del Volkswagen Jetta.

Volkswagen Jetta MK1 (1979-1984)

Diseñado por Giorgetto Giugiaro, el primer Volkswagen Jetta fue ideado para abrirse paso en el mercado estadounidense donde los sedanes tienen una mejor aceptación que los hatchbacks. De hecho, básicamente es el derivado de tres cuerpos del Golf MK1, con el que comparte gran cantidad de elementos. Siguiendo los pasos del GTI, en 1984, aparece el primer Jetta GLI.

Al inicio, el motor era un 1.6 L con 66 Hp, pero a partir de 1982 incorpora un 1.7 litros con 69 caballos. La caja era una manual de cuatro o una automática de tres velocidades. La producción en la planta de Puebla fue de 103,493 unidades.

Volkswagen Jetta MK2 (1984-2013)

Más grande y aerodinámico que antes, con la segunda generación del Jetta inicia la globalización de este modelo y la diversificación de versiones.  En Europa las motorizaciones diésel cobran notoriedad, mientras que en el continente americano son recordadas las variantes Carat (de lujo) o el deportivo GLI 16 V. En China, es un éxito rotundo, donde a través de múltiples actualizaciones continúa su producción hasta 2013.

El motor era un 1.8 Litros con 72 Hp, pero con el paso del tiempo se contó con la opción de equipar un 1.8 L con 90 caballos. La caja para las versiones básicas era una manual de cuatro, mientras para las más equipadas se ponía acoplar una de cinco. La transmisión automática de tres relaciones era opcional. Se despide de nuestro mercado en 1992 para dar paso a la siguiente generación.

Volkswagen Jetta MK3 (1992-1999)

¡Jesse no lo hagas hay más de 100 mil dólares en ese auto! ... Es la mítica escena de Rápido y Furioso (2001) que llega a la mente al ver la tercera generación del Jetta, modelo, que, por cierto, fue conocido en Europa como Vento. A nivel global, estuvo disponible con seis motores a gasolina y cinco a diésel. La versión más recordada es la VR6 de 2.8 Litros con 174 caballos de fuerza… sí, la misma que no pudo hacer nada contra el S200 en la carrera en el desierto.

El motor base era un 1.8 Litros con 90 Hp, mientras que las versiones más equipadas montan el conocido y todavía usado 2.0 Litros con 115 caballos de fuerza. La transmisión era una manual de cinco o automática de cuatro relaciones. Por fortuna, las versiones VR6 encontraron cabida en nuestro país. Este modelo, sede su lugar a la cuarta generación a principios de 1999.

Volkswagen Jetta MK4 (1999-2015)

También conocido en ciertos mercados como Bora, el Jetta A4 es para muchos la mejor generación de la historia. En su momento puso el listón muy alto gracias a su calidad de construcción cimentada en la plataforma PQ34 que le otorgaba un excelente manejo para la época. El sedán se ve complementado con las versiones Station Wagon. Esta generación ve la llegada algunas motorizaciones interesantes como el cinco cilindros VR5.

La motorización base es el 2.0 L con 115 Hp. Las versiones más equipadas montan el 2.8 L con 174 Hp y un 1.8 L Turbo con 150 caballos. A la postre el VR6 aumenta su potencia hasta los 200 Hp y el motor turbo llega hasta los 180 caballos. En 2004 aparece la versión GLI 50 aniversario, mientras que, en 2006, se estrena el Jetta TDI impulsado por un 1.9 L diésel con 105 caballos.

 

Volkswagen Jetta MK5 (2006-2011)

Presentado en el Salón de los Ángeles 2005, en cuestión de diseño se podría decir que sólo era un Golf V con cajuela y parrilla cromada, pero esto más que una crítica, representó una ventaja ya que al estar construido sobre la plataforma PQ35 y contar con una suspensión trasera multibrazo se vuelve a colocar como referente en el segmento de los sedanes compactos, tanto por manejo como por calidad de construcción. Con la llegada del Jetta Sportwagen (Station Wagon) muestra su lado familiar, el cual contrasta con su lado deportivo mostrado en el serial monomarca Volkswagen Jetta TDI Cup. A nivel global, también se le conoce bajo los nombres de Sagitar, Vento y Bora. Esta es la última generación en derivar directamente del Golf.

Su motor base era un cinco cilindros con 150 Hp, el cual aumenta su potencia hasta 170 Hp en 2008. Los Bora Sportwagen y TDI (1.9 TDI de 105 Hp) contribuyen a que presuma una de las gamas más completas del mercado mexicano. El lado deportivo venía con la versión GLI impulsada por un 2.0 Litros con 200 Hp, el cual se acopla a una transmisión manual o DSG de seis velocidades.

Volkswagen Jetta MK6 (2011-2018)

Con esta generación, el Jetta toma un camino que lo aleja del Golf, por lo que por primera vez en la historia tiene una plataforma propia. Pero esto, más que beneficiarle redunda en una polémica involución, donde por cuestión de costos, el MK6 además de perder la afamada suspensión multibrazo, también ve disminuida su calidad de construcción e incluso espacio en la cajuela. Con el tiempo, Volkswagen corrige estas faltas. Pese a ello, se mantiene como el modelo más vendido de la marca en Estados Unidos y consigue un éxito notorio en China. A manera de curiosidad, más allá de venderse en ciertos países como Vento o Sagitar, es de los pocos automóviles que han roto el hermetismo de Corea de Norte para venderse dentro de sus fronteras bajo el nombre de Pyeonghwa Hwiparam 1613/1606.

Inicialmente se comercializa con el cinco cilindros de 2.5 L con 170 Hp y el 2.0 L TDI Common Rail de 140 caballos de fuerza. Esto sin olvidarse del GLI con el 2.0 L TSI de 200 Hp (posteriormente llega a 210 Hp).  De manera sorpresiva, el arcaico 2.0 Litros regresa a la gama para impulsar a las versiones de entrada. Su producción, en fechas recientes fue detenida para preparar la llegada de la séptima generación.

Volkswagen Jetta MK7 (Actualidad)

Con la adopción de la plataforma MQB, vuelve a emparentar con el Golf, sólo que mantiene la suspensión de eje torsional atrás (solución compartida con el SEAT León). Con relación al MK6, es 43 mm más largo, pero al mismo pierde 100 kg de peso. El motor, es el conocido 1.4 TSI con 150 Hp y 184 lb-pie de torque. Frente al anterior 2.5 L pierde 20 Hp, pero presume 7 lb-pie extras. La mayor novedad a nivel global, es la incorporación de una transmisión automática de ocho velocidades.

Cuéntanos que opinas