Automovilismo

Audi junta a tres pilotos campeones para ganar el Dakar 2022

Peterhansel, Sainz y Ekstrom serán los conductores oficiales en el debut de la marca alemana al Rally Dakar.

Audi junta a tres pilotos campeones para ganar el Dakar 2022

Hace unos meses te contábamos que Audi había anunciado su retiro de la Fórmula E para dedicarse de lleno a dos proyectos nuevos en el mundo del motorsport: el Rally Dakar y el WEC. Para el Mundial de Resistencia falta tiempo aún, pero la prueba offroad, en cambio, está a la vuelta de la esquina y es por ello que Audi nos presenta a sus pilotos oficiales para el Dakar 2022.

Según la información que ha ido liberando, Audi quiere ser el primer fabricante de automóviles que luchará por la victoria el mítico Rally Dakar con un vehículo equipado con un sistema de propulsión electrificado, y para ello contrató al verdadero Dream Team: los ex campeones del Dakar Stéphane Peterhansel y Carlos Sainz, y el sueco Mattias Ekström, ex campeón en el DTM.

“No es exagerado hablar de un dream team. Stéphane es el piloto con más éxitos en la historia del Dakar. Carlos ha ganado varias veces esta prueba y el mundial de rallies. Y Mattias es uno de los pilotos más versátiles del mundo, con él ya hemos celebrado muchos éxitos en el pasado. Además de velocidad, todos aportan una gran experiencia y motivación a nuestro equipo. Y lo mismo se puede decir de sus copilotos, que desempeñan un papel cada vez más importante en el Rally Dakar”, explicó Julius Seebach, Director de Audi Sport GmbH.

Audi Dakar

“En el Rally Dakar, el trabajo en equipo y la fiabilidad son cruciales”, afirma Sven Quandt, Director de Q Motorsport, que tendrá a su cargo el desarrollo y puesta en la pista del innovador vehículo. “Se necesita un equipo unido, un auto súper fiable y pilotos con experiencia. En el Dakar no se puede conducir al límite de forma permanente, la estrategia es clave. Estoy muy contento de que vayamos a contar con tres equipos fuertes y de renombre, conocemos muy bien sus cualidades”.

Peterhansel, que ha ganador el raid más duro del mundo en 14 ocasiones (seis victorias en moto y ocho en la categoría de coches), se mostró feliz con el nuevo desafío. “El Dakar es una de las últimas aventuras de este mundo, y está a borde de un cambio radical: el futuro es eléctrico. En diez años todo el mundo conducirá coches eléctricos, y el Dakar supone una prueba extrema para esta tecnología. Queremos ser el primer equipo que gane el Rally Dakar con un coche con tecnología de propulsión eléctrica. Estoy deseando afrontar este proyecto tan ambicioso con Audi”.

Audi Dakar

Sainz, bicampeón del WRC y vencedor del Dakar en 2010, 2018 y 2020, destacó que este proyecto lo incentiva mucho. “Incluso con 59 años, sigo teniendo hambre de triunfos; de lo contrarío no habría aceptado este nuevo reto”, explicó. “El Audi quattro cambió el Campeonato del Mundo de Rallies para siempre. Ahora intentaremos algo parecido en el Rally Dakar. Los ingenieros tienen mucha más libertad aquí que en otras carreras. Confío plenamente en ellos e intentaré contribuir con mi experiencia a desarrollar un coche rápido y exitoso. El Dakar es el reto definitivo para un tren motriz eléctrico. Es un proyecto fantástico y extremo, y estoy impaciente por probar el coche por primera vez. Lo que he podido ver hasta ahora me transmite mucha confianza”.

Mientras que Ekström, referente de la marca en el DTM y el RallyCross, también se mostró entusiasmado con ser parte del proyecto de la marca de Ingolstadt. “El Dakar es, sin duda, una de las aventuras más emocionantes de mi carrera. Afrontar este emocionante proyecto junto con el equipo, con el que he celebrado mis mayores éxitos, es algo fantástico. Aunque voy a cumplir 43 años, comparado con Carlos y Stéphane me siento como un junior. En este deporte se necesita mucha experiencia en todos los sentidos, y todavía me queda mucho por aprender. Pero tengo muchas ganas”, dijo.

La revolución

El ingreso de Audi con su auto eléctrico ha obligado a los organizadores a crear una nueva categoría denominada T1e, para distinguir los autos de tracción eléctrica o híbrida, pero también a introducir modificaciones reglamentarias para equiparar todos los autos.

Así, los nuevos 4x4 (T1+) serán más anchos que los T1 actuales, contarán con un mayor recorrido de suspensión –de 280 mm a los 350 mm– y usarán neumáticos de un diámetro máximo de 37 pulgadas en lugar de las 32 pulgadas de 2021. En contrapartida su peso pasará de 1.850 a 1.950 kilos.

También se está trabajando para igualar los motores, ya que un tren motriz eléctrico como el de Audi ofrece una potencia casi constante y un elevado par desde el primer momento, lo que destruye el equilibrio actual.

De lo que se sabe del modelo de Audi es que será un híbrido de rango extendido. Utilizará tres motores-generador eléctricos, uno en el eje delantero, otro en el trasero y una tercera unidad que actuará como generador para cargar la batería. Será una batería de alto voltaje que alimentará el sistema, y que se estará asociada a un motor gasolinero TFSI que funcionará con un segundo generador para cargar la batería. 

Vale recordar que el auto tendrá tracción integral quattro y deberá alcanzar una autonomía de al menos 700 kilómetros para poder cumplir con la distancia de una etapa normal, sin necesidad de tener que enchufarlo en medio del desierto.

Cuéntanos que opinas