Automovilismo

Este volante es compatible con los videojuegos de carreras

Hecho de fibra de carbono liviana y magnesio, cuenta con función de liberación rápida de grado automovilístico.

Este volante es compatible con los videojuegos de carreras

Una vez más la ciencia ficción se hace realidad. En esta ocasión se trata de un volante que, así como puede funcionar en un auto de carreras, también sirve de control para los videojuegos, específicamente en los simuladores.

Desarrollado por Bentley y el líder mundial en hardware para juegos Fanatec, este característico volante, que funciona tanto en las carreras reales como virtuales, fue desarrollado para el Bentley Continental GT3 Pikes Peak.

Elaborado cuidadosamente con fibra de carbono y aleación de magnesio, y equipado con una serie de funciones de conducción, este volante que es el primero volante en su tipo, ofrece a los jugadores la oportunidad de experimentar de primera mano cómo debe ser conducir un auto de carreras.

Dentro de las características de este volante está la pantalla digital ubicada al centro que ofrece al conductor información y telemetría vital sobre su desempeño, dos palancas direccionales FunkySwitch de siete vías con función de codificador, un par de ruedas de aluminio con codificadores ópticos y cuatro paletas magnéticas, dos para cambio de marchas y dos auxiliares.

Cuando no se utiliza para brindar una experiencia de conducción virtual, el volante de colección de Bentley se puede exhibir en una pared o escritorio; para ello, viene equipado con un soporte especial. También se proporciona un robusto estuche rígido de viaje.

Bentley Continental GT3 Pikes Peak

  • Cuenta con un motor V8 de 4.0 litros con doble turbocompresor que produce más de 750 hp y 737 libras-pie de torque.
  • Diseñado para funcionar con combustible sintético renovable, intentará un nuevo récord Pikes Peak.
  • Bentley ya tiene el récord del curso para el SUV de producción más rápido, establecido por Bentayga en 2018, y la clase de automóviles de producción, establecido al año siguiente en un Continental GT.

Cuéntanos que opinas