Industria

¿Por qué ciertos modelos autos y SUVs de poco uso son más caros que los nuevos?

Por extraño que parezca, ciertos autos seminuevos valen más que los nuevos.

¿Por qué ciertos modelos autos y SUVs de poco uso son más caros que los nuevos?

Ante la escasez de microchips en la producción de automóviles nuevos, la industria no solo está sufriendo un cese de ensamble en las plantas ensambladoras, sino que también está provocando que los vehículos nuevos suban de precio.

Incluso esta situación está provocando, al menos en Estados Unidos, que los autos usados también estén incrementado su valor.

De acuerdo con el último análisis de iSeeCars.com de más de 470,000 autos nuevos y seminuevos​​de los años modelo 2019 y 2020 listados para la venta en junio de 2021, registró que la brecha de precios ​​se ha reducido drásticamente, ​​inclusive algunos modelos usados se vuelven más caros que sus nuevas versiones.

En la primera quincena de junio, el automóvil ligeramente usado costaba en promedio un 3.1 por ciento menos que su nueva versión, en comparación con la primera quincena de noviembre de 2020, cuando costaba un 10.8 por ciento menos.

Este aumento de precios de los autos usados ​​se debe a que ciertos modelos resultan difíciles de encontrar en los lotes de autos nuevos.

Dentro del análisis que halló este tendencia, está el Kia Telluride, que es un 8.1 por ciento más caro para una versión poco uso en comparación con su nueva versión.

En segundo lugar, está la GMC Sierra 1500. Es la camioneta más cara tanto para autos nuevos como usados, por lo que los compradores que quieran esta camioneta de lujo pueden comprar una versión usada porque está disponible y, como resultado, los concesionarios probablemente agreguen una prima al precio.

Dos camionetas pickup adicionales de Toyota forman parte de la lista: la Tacoma que ocupa el tercer lugar y Tundra de tamaño completo que se sitúa en sexta posición.

A estas pickups se unen dos SUV de Toyota: la RAV4 Hybrid y 4Runner, que se ubican en el séptimo y octavo lugar, respectivamente.

En cuarto lugar, está el Mercedes-Benz Clase G, que es un 4.1 por ciento más caro que el precio de su automóvil nuevo.

Dos autos deportivos Dodge hacen la lista, incluido el Challenger en el séptimo lugar y el auto Charger en el duodécimo sitio.

Otro modelo que sube de precio en el mercado de los usados es el Tesla Model 3 que aparece en décimo lugar. Dos vehículos Subaru completan la lista, incluido el Crosstrek (XV en México) y el WRX.

Posición

Modelo

Precio nuevo

Precio usado

% valor usado contra nuevo

1

Kia Telluride

$44,166

$47,730

8.1%

2

GMC Sierra 1500

$54,205

$57,671

6.4%

3

Toyota Tacoma

$37,902

$39,857

5.2%

4

Mercedes-Benz G-Class

$182,631

$190,078

4.1%

5

Toyota RAV4 Hybrid

$34,995

$36,352

3.9%

6

Toyota Tundra

$49,643

$51,474

3.7%

7

Dodge Challenger

$39,375

$40,764

3.5%

8

Toyota 4Runner

$45,382

$46,867

3.3%

9

Hyundai Palisade

$44,063

$45,356

2.9%

10

Tesla Model 3

$44,409

$45,677

2.9%

11

Honda Civic

$26,331

$27,058

2.8%

12

Dodge Charger

$38,977

$39,874

2.3%

13

Honda Odyssey

$37,612

$38,048

1.2%

14

Kia Rio

$17,346

$17,472

0.7%

15

Subaru Crosstrek

$29,474

$29,642

0.6%

16

Subaru WRX

$34,487

$34,568

0.2%

Cuéntanos que opinas