Lanzamientos

Alfa Romeo 33 Stradale, regresa una leyenda

Tomando la base del Maserati MC20, la firma de Milán creó un hermoso coupé de edición limitada.

Alfa Romeo 33 Stradale, regresa una leyenda

Alfa Romeo llevaba años coqueteando con la idea de volver a lanzar un superauto, y todos los fanáticos del Biscione lo esperaban ansiosamente. y es que cuando revivió el 8C en 2007, nos recordó lo hermosos y atractivos que son sus modelos de alto desempeño. Es por ello que el nuevo 33 Stradale llega con bombos y platillos, siendo el nuevo objeto de deseo de la firma italiana.

El Alfa Romeo 33 Stradale original se lanzó al mercado en noviembre de 1967, como la versión de calle (de ahí el término Stradale) del auto de carreras Type 33, y sólo se fabricaron 18 unidades en sus dos años en producción.

El hermoso 33 Stradale de 1967.

Aquel modelo es considerado como el primer superdeportivo de calle en la historia de la marca pues no sólo tenía un aspecto sacado de un prototipo de competencia, sino que, además, era el coche con la aceleración más rápida del momento.

Así es que con ese linaje, la nueva edición del 33 Stradale tenía que ser una máquina de ensueño, y los genios de Alfa Romeo lo consiguieron. Será una edición limitada a 33 unidades (todas vendidas ya), con un precio de tres millones de euros cada una.

Alfa Romeo 33 Stradale: diseño

Para este proyecto, la firma italiana se unió con el especialista Carrozzeria Touring Superleggera, y juntos desarrollaron la estética de este biplaza de corte retro, que reinterpreta a la perfección las claves del diseño de ese auto de finales de los 60, comenzando con el afilado frontal, los faros protegidos con una enorme mica, la pequeña parrilla triangular, e incluso, la forma de la caída trasera y los marcados guardabarros.

Incluso, la evolución de la parte trasera con los dos faros circulares crean un espectáculo visual por donde lo veamos. Seguro estará pegado en la pared de muchas casas y será el fondo de pantalla de smartphones, tablets y computadoras por los próximos años.

El interior no es menos impresionante y logró retomar la simpleza de esos vehículos del pasado, donde prácticamente todo está enfocado en el conductor, ofreciéndole el control de diversos elementos, como los ajustes del motor, de la suspensión, así como una doble palanca para la transmisión automática, la del lado izquierdo controla el modo (automática o manual), mientras que el derecho es para la reversa.

Como debe ser en un auto de este nivel, el aluminio y el cuero abundan por toda la cabina.

Carrozzeria Touring Superleggera será el encargado de fabricar a mano las carrocerías de cada una de estas unidades en su taller, para enviarlas a la línea de montaje final. Cada unidad fue personalizada por el dueño mediante la división Alfa Romeo Bottega.

Alfa Romeo 33 Stradale: plataforma

Aprovechando que pertenece al mismo grupo automotriz, el Alfa Romeo 33 Stradale toma prestado el chasis, transmisión, suspensión y motor del Maserati MC20, que originalmente estuvo pensado para Alfa Romeo, pero al final, por posicionamiento de marca y la necesidad de tener un superdeportivo en el mercado, terminó en manos de la firma del tridente.

Este coupé contará con dos opciones de motorización. La primera es el famoso V6 3.0L biturbo, el Nettuno, colocado en posición central, que entregará unos 620 caballos de fuerza, llevados al eje trasero mediante una transmisión automática de doble embrague y ocho velocidades. El segundo será 100% eléctrico y ofrecerá 750 Hp, con un rango estimado de 450 kilómetros.

La firma no ha confirmado si el tipo de motorización era de libre elección para sus clientes (que es lo más seguro) o si se repartió 50-50.

En la versión de gasolina se monta un diferencial electrónico de deslizamiento limitado, que ayuda a distribuir la potencia y el torque de forma uniforme, al tiempo que Alfa Romeo asegura que en ambas versiones, la velocidad máxima será de 333 km/h y con una capacidad para acelerar de 0 a 100 km/h de menos de tres segundos.

En general todo el bastidor y la estructura combina elementos de fibra de carbono y aluminio, para reducir al máximo el peso, sin perder seguridad y rigidez estructural.

Como sucede con prácticamente todos los autos de la actualidad, la electrónica juega un papel fundamental para darle diversos matices al auto, y en este coupé no es la excepción, comenzando con los modos de manejo

En modo Strada (Calle/Autopista), el auto se convierte en una dócil máquina para el día a día, con una entrega progresiva de la potencia, una suspensión más suave y una reducción importante en el rugido de los escapes. En el modo Pista, en tanto, todos los elementos se alinean para el máximo desempeño, desde el mapa del motor, la suspensión, la dirección, incluso las mariposas del escape que se abren de inmediato para liberar el ruido del propulsor. Además integra el sistema Launch Control y la opción de desactivar todas las ayudas electrónicas para disfrutar al máximo de la conducción en pista.

También el sistema de frenos aprovecha los avances de la tecnología y el sistema Alfa Romeo Brake-By-Wire monta discos carbocerámicos Brembo, con lo que este bólido se puede llevar de 100 a 0 km/h en apenas 33 metros (con el modo Pista activado). Delante y atrás, los discos son ventilados y perforados, con una pinza monobloque de aluminio de seis pistones delante y cuatro pistones detrás.

Alfa Romeo acaba de hacer el negocio perfecto, un vehículo que aprovecha mucha de la tecnología del grupo, para hacer un auto que le dejará jugosas ganancias y regresará ese halo de pasión y deseo a la firma de Milán.

La leyenda del Alfa Romeo 33 Stradale

Marco Robles recomienda

Cuentanos que opinas